Cerca de 40 delegados de pueblos indígenas participaron en la COCOIN, sobre armonización interjurisdiccional

El pasado 20 y 21 de abril, se llevó a cabo en Bogotá la XI sesión de la Comisión Nacional de Coordinación del Sistema Judicial Nacional y la Jurisdicción Especial Indígena (COCOIN) en donde la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA participó en calidad de organizador.

El espacio tuvo como objetivo fortalecer la Comisión por medio del abordaje de propuestas consensuadas sobre las formas y mecanismos de coordinación entre jurisdicciones: la especial indígena, la especial para la paz y la ordinaria, de tal manera que se pudieran identificar las principales problemáticas de acceso a la justicia en los territorios.

La Comisión se estructuró en tres grandes bloques, un escenario de diálogo y coordinación interjurisdiccional de construcción colectiva y formulación de propuestas; un conversatorio sobre los asuntos centrales orientados a fortalecer la Jurisdicción Especial Indígena (JEI) y un espacio interno de los comisionados indígenas en donde se recolectaron insumos de las instituciones y se plantearon propuestas y rutas orientadas al fortalecimiento de la JEI.

En la Comisión estuvieron presentes comisionados de los pueblos y organizaciones indígenas, Magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia y EJRLB, el Ministerio de Justicia, la Fiscalía General de la Nación, Medicina Legal, ICBF e INPEC, entre otras instituciones, así como la cooperación internacional.

Se destaca de este espacio, la incidencia lograda en cuanto a la articulación de la JEI con respecto a la jurisdicción nacional y la Jurisdicción Especial para la Paz, por medio de un diálogo equilibrado entre los asistentes, en donde fue posible el alcance de acuerdos para trabajar la construcción del proyecto de ley de coordinación y la inclusión de la JEI en el plan decenal de justicia.
Desde hace más de un año, la MAPP/OEA ha desarrollado un rol fundamental en el acompañamiento al proceso armonización interjurisdiccional entre la justicia indígena, justicia ordinaria y justicia transicional, no solo a nivel nacional, sino desde el ámbito local por medio de las mesas regionales. En este proceso, la Misión también ha desarrollado un trabajo importante en el monitoreo de los centros de armonización con el objetivo de mediar entre los cabildos y el INPEC.