MAPP/OEA expresa preocupación por emergencia humanitaria en el Catatumbo

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) se une a las voces de preocupación y condena frente a las graves afectaciones que sufre la población civil de diferentes veredas de El Tarra, San Calixto, Hacari, Teorama, Convención, Sardinata, Tibú y en general del Catatumbo, generadas a raíz de los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

La Misión ha constatado en terreno que las hostilidades entre grupos ilegales continúan y, con ello, las afectaciones a la población civil en Filogringo, San Pablo, Mesitas y La Primavera, entre otras veredas y corregimientos de esta región del Norte de Santander. Además de homicidios, desplazamientos forzados y secuestros, se han generado restricciones a la movilidad y confinamientos de comunidades intimidadas por el accionar de las estructuras ilegales.

La MAPP/OEA hace un enérgico llamado a los grupos armados ilegales a cesar la violencia, y a respetar los derechos y la integridad de las comunidades. El actual paro armado constituye una violación flagrante del Derecho Internacional Humanitario, al involucrar a la población civil en actos de guerra. Servicios de primera necesidad, como la atención hospitalaria y el funcionamiento de los colegios y escuelas, también se han visto seriamente amenazados y afectados por el accionar de estos grupos. Además, las organizaciones comunitarias han sido amedrentadas y atacadas, lo mismo que sus líderes y lideresas.

Preocupa a la MAPP/OEA que los hechos de victimización continúen o aumenten en el futuro cercano. También preocupa la emergencia social y humanitaria que enfrentan las poblaciones, así como la capacidad local para atenderla de manera oportuna e integral.

En este sentido, la Misión hace un llamado a las instituciones locales, regionales y nacionales a redoblar los esfuerzos que están adelantando en la zona. Asimismo, renueva su llamado al Gobierno Nacional para brindar una protección efectiva a la población y garantizar la no repetición de las afectaciones causadas por la violencia y la criminalidad, que históricamente han impactado a estas comunidades.

En este marco, la MAPP/OEA resalta las iniciativas de paz y diálogo promovidas por las organizaciones sociales, campesinas, indígenas, comunales, de personeros y alcaldes, la Diócesis de Ocaña y de Tibu, redes de defensores y defensoras de DDHH, y la comunidad internacional presente en la región.

La Misión continuará en el Catatumbo, acompañando a las comunidades e instituciones para articular esfuerzos tendientes a encontrar salidas a las graves afectaciones que tienen lugar, y a fortalecer las iniciativas de construcción de la paz que todos anhelamos.

OEA felicita al Gobierno de Colombia y ELN por retomar diálogos de paz

 

Comunicado: OEA felicita al Gobierno de Colombia y ELN por retomar diálogos de paz

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, saludó hoy la decisión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos de retomar la Mesa de Conversaciones con la guerrilla del ELN, que había sido suspendida en enero pasado.

“Estamos convencidos de que el diálogo es la mejor senda para avanzar hacia la paz. El actual contexto plantea la necesidad de seguir trabajando fuertemente para dar solidez a las negociaciones y seguir hacia adelante en la construcción de paz”señaló el Secretario General Almagro.

El líder de la OEA instó a las partes a avanzar con pasos decididos en la negociación de la agenda y de un nuevo cese bilateral al fuego, que proporcionen significativos alivios a la población civil.

“Evitar mayores sufrimientos a las comunidades, causados por más de 50 años de conflicto ininterrumpido, debe ser uno de los principales motivos del nuevo ciclo de conversaciones que inicia”, afirmó el Secretario General de la OEA.

Finalmente, Almagro reiteró el compromiso inquebrantable del organismo hemisférico de seguir acompañando los esfuerzos sociales e institucionales para construir paz, a través de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP/OEA), que cumple 14 años de acompañamiento ininterrumpido en los territorios más aislados y afectados por la violencia armada en Colombia.

 

Preocupación por afectaciones en Bajo Cauca

 

Comunicado: MAPP/OEA expresa preocupación por persistentes afectaciones a población civil del Bajo Cauca

 

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) se une a las voces de preocupación y rechazo frente a los desplazamientos forzados y graves afectaciones que sufre la población civil de diferentes veredas de Cáceres y Tarazá (Antioquia) y San José de Uré (Cordoba) generadas a raíz de los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

En Cáceres, los enfrentamientos y amenazas de nuevos enfrentamientos entre estructuras armadas por el control ilegal del territorio han provocado el desplazamiento de cerca de 1.500 personas, desde mediados de enero hasta la fecha, según cifras de la Alcaldía. En Tarazá, la MAPP/OEA ha tenido conocimiento del desplazamiento de más de 50 personas. Comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas del pueblo Zenú se han desplazado hacia el casco urbano, y en menor medida hacia Caucasia y Medellín. También se registran violaciones de derechos humanos en San José de Uré, sur de Córdoba.

La Misión ha constatado en terreno que las hostilidades entre grupos ilegales continúan y, con ello, las afectaciones a la población civil. Además del desplazamiento, también se registran homicidios y confinamiento de comunidades intimidadas por el accionar de estructuras ilegales.

En el marco de su mandato, la MAPP/OEA ha dado a conocer de manera oportuna al Gobierno nacional los escenarios de afectación que están sufriendo las comunidades del Bajo Cauca y del sur de Córdoba.

La Misión reconoce las acciones y esfuerzos que la institucionalidad está adelantando en el país y en la zona. Preocupa a la MAPP/OEA que los hechos de violencia y victimización continuen o aumenten en el futuro cercano en estos territorios. También preocupa la emergencia social y humanitaria que enfrentan las poblaciones desplazadas, así como la capacidad local para atenderla de manera oportuna e integral.

En este sentido, la MAPP/OEA renueva su llamado al Gobierno nacional para brindar garantías efectivas de prevención de afectaciones, protección de la población y garantías de no repetición para esta población, históricamente afectada por la violencia armada y criminal. Asimismo, a las autoridades regionales y a la comunidad internacional para aunar esfuerzos tendientes a aliviar las difíciles condiciones de desarraigo.

La Misión continuará en el territorio acompañando a las comunidades e instituciones para articular esfuerzos tendientes a encontrar salidas a las graves afectaciones que tienen lugar, y para fortalecer las iniciativas de construcción de la paz que todos anhelamos.

Información a la opinión pública en Colombia

La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) informa a la opinión pública en Colombia que:

  1. Existen personas ajenas a la Organización que falsamente dicen representarla, y están utilizando el nombre y el logo de la Organización sin autorización alguna.
  2. Es necesario que esa conducta cese inmediatamente. La Secretaría General de la OEA se reserva el derecho de tomar las acciones legales correspondientes.

La Organización agradece a quienes conozcan casos en los que el nombre, logo o demás signos distintivos de la Organización o de la MAPP-OEA estén siendo utilizados de manera indebida y/o sin autorización, que se comuniquen al correo info@mapp-oea.org o al teléfono 379 6230 en Bogotá.

La Organización recuerda que su logo, incluyendo el de la MAPP-OEA, son de su exclusiva propiedad, están protegidos por el derecho internacional y su uso sin autorización está prohibido. Para utilizarlos, se requiere la autorización expresa por escrito de la Secretaria General de la OEA, a través del correo OASPress@oas.org

MAPP/OEA seguirá trabajo por cuatro años más

Bogotá, diciembre 19 de 2017. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) continuará su trabajo hasta finales de 2021, según el séptimo Protocolo Adicional al Convenio entre la República de Colombia y la Secretaría General de la OEA para el acompañamiento al proceso de paz en Colombia, firmado hoy en Bogotá por el Gobierno colombiano y la Organización hemisférica.

La MAPP/OEA continuará sus tareas referentes al monitoreo en los territorios más afectados por el conflicto armado, identificando los desafíos y amenazas para la consolidación de la paz y entregando al Estado colombiano análisis contrastados y recomendaciones oportunas, con miras a facilitar la toma de decisiones que contribuyan a afianzar una paz estable y duradera.

La Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, señaló que la prórroga de la vigencia del mandato de la MAPP/OEA responde al interés de este Gobierno de sumar todos los apoyos posibles a nuestro compromiso con la implementación de los acuerdos, y con el abordaje de los fenómenos que ponen en riesgo esta gran apuesta de Colombia por la paz.

Asimismo, el Jefe de la MAPP/OEA, Roberto Menéndez, afirmó que “el compromiso de la OEA con la paz de Colombia sigue firme y se renueva. Seguiremos aportando la experiencia y conocimiento logrados en estos 14 años de trabajo ininterrumpido, asumiendo con el mayor compromiso las tareas encomendadas. Agradecemos a los colombianos por su confianza permanente en la Misión”.

Las labores de monitoreo y acompañamiento se realizarán de forma directa en más de 400 centros poblados de 127 municipios y 15 departamentos, con énfasis en zonas rurales, áreas remotas, Consejos Comunitarios, Resguardos y Cabildos indígenas. Para hacerlo, la Misión dispone de 16 oficinas permanentes y un equipo móvil que realiza misiones especiales a lo largo del país.

A la firma de la ampliación de la vigencia del mandato de la MAPP/OEA asistieron, entre otros, representantes de la comunidad internacional en Colombia, entre los que se encontraban países donantes y amigos de la Misión, así como sus principales contrapartes estatales.

Comunicado conjunto con la Cancillería de la República de Colombia

 

COMUNICADO CONJUNTO: Grupo de garantes celebra el acuerdo de la minga indígena y el Gobierno nacional de Colombia

El grupo de garantes -Conferencia Episcopal de Colombia, Sistema de Naciones Unidas, Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (MAPP-OEA), el expresidente Ernesto Samper, el padre Francisco de Roux y el Senador Iván Cepeda- celebra los acuerdos alcanzados entre la Minga Indígena Nacional por la Vida y el gobierno de Colombia. Confiamos en que estos compromisos asumidos en esta minga sean decisivos para avanzar en el cumplimiento de los pactos y garantías a los derechos colectivos de todos los Pueblos Indígenas.

El Grupo felicita a la Minga Indígena y al Gobierno colombiano por la permanente actitud de diálogo y de respeto mutuo. Los acuerdos alcanzados el día de ayer son un invaluable aporte para proteger la paz y avanzar hacia el entendimiento entre todas y todos los colombianos.

Al tiempo, el Grupo rechaza toda forma de violencia, incluyendo la que se manifestó en el marco de estos nueve días de protesta. Nos solidarizamos con quienes sufrieron daño a su vida e integridad. Seguiremos insistiendo en el diálogo como el mejor mecanismo para dirimir conflictos.

Desde el Grupo de garantes estaremos prestos a continuar acompañando los procesos de conversación y seguimiento de la implementación de los compromisos adquiridos durante la mesa. A partir de los compromisos asumidos como garantes, cabe la posibilidad de poner en marcha un sistema que, a través de una metodología rigurosa y un sistema de indicadores preciso, permita hacer monitoreo de los avances en la materialización de los acuerdos logrados. Así mismo, este sistema estaría dispuesto a brindar insumos para un efectivo seguimiento.

Animamos a las partes a preservar los espacios de diálogo y a avanzar hacia el al cumplimiento de lo pactado.

 

 

Intervención del Jefe de la MAPP-OEA ante el Consejo Permanente de la OEA

Esta es la declaración de Roberto Menéndez, jefe de la MAPP-OEA, sobre el XXIII Informe presentado ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos en Washington

La Secretaria General de la OEA congratula al gobierno de Colombia por los enormes esfuerzos para llevar por buen rumbo el proceso con las ex Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.  El 23 de septiembre de este año será recordado como el día en que se que se silenciaron casi 9,000 armas de manera definitiva.

Asimismo, la Secretaría aplaude el tránsito de las ex FARC-EP a la vida civil, da la bienvenida a la nueva agrupación política Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común al juego democrático   y   la insta a presentarse como opción política para contribuir al abordaje constructivo de las realidades que enfrentan día a día los colombianos.

La Secretaria General resalta los avances en la implementación de los acuerdos firmados con las ex FARC-EP, entre ellos la instalación de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, cuyo objetivo es hacer seguimiento y desmantelar las organizaciones criminales que amenacen a líderes sociales y a la implementación del Acuerdo de Paz. En este ámbito institucional, al cual la MAPP/OEA ha sido invitada, la Misión reitera su apoyo y participación para aportar al cumplimiento de los objetivos trazados por esta instancia.

En la misma línea, la Secretaria General celebra la aprobación del Estatuto de la Oposición por parte del Congreso de Colombia, el cual define las garantías para los partidos y movimientos políticos que se declaren en oposición al Gobierno. Asimismo, saluda la escogencia de la totalidad de magistrados y jueces de la Jurisdicción Especial de Paz, y la expedición de decretos legislativos que crean la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No repetición, así como la Unidad de búsqueda de personas dadas por desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado. Para la SG, estos avances son muestra del compromiso vigente del Estado colombiano por avanzar en la implementación de los acuerdos.

Por otra parte, con miras a consolidar el acuerdo de paz suscrito entre el Gobierno de Colombia y FARC-EP, la SG considera de la mayor importancia en esta fase de transición política y movilización social, evitar dilaciones en la ejecución de los componentes de dicho acuerdo, teniendo en cuenta que este tipo de retraso podría generar desconfianza e incertidumbre entre las comunidades afectadas y la sociedad interesadas en transitar efectiva y sostenidamente hacia la paz completa.

La Secretaria General viene observando en los territorios despejados por las FARC-EP, la existencia de vacíos de poder, lo que está siendo aprovechado por actores ilegales, produciendo graves afectaciones contra comunidades, líderes sociales y defensores de derechos humanos. En ese sentido, se observa una reconfiguración de grupos que las comunidades identifican como disientes de las FARC-EP, el crecimiento e intensidad de actividades de grupos armados criminales, así como la expansión del ELN y la llegada de nuevos grupos armados ilegales atraídos por las rentas de economía legal e ilegal.

Estos grupos   buscan reproducir escenarios de control coercitivo en ámbitos rurales y urbanos, impidiendo la consolidación de las bases organizativas comunitarias y la movilización social por la exigibilidad de sus derechos.

En cuanto al proceso de conversación que adelanta el Gobierno nacional y el ELN, la Secretaria General resalta el acuerdo al cese al fuego bilateral y al cese de hostilidades unilaterales. Considera este primer acuerdo como un hecho esperanzador para el logro de la paz completa en el país, saluda los avances realizados y exhorta a las partes a no cesar en el intento de encontrar una salida pacífica al conflicto. Asimismo, resalta las audiencias preparatorias de organizaciones sociales como un espacio de participación imprescindible en el proceso de creación y legitimación colectiva de un acuerdo entre las partes, destacando el crecimiento de procesos locales y regionales de participación social en los territorios, así como de las diferentes plataformas nacionales que impulsan el mismo fin.

La Secretaria General reitera su disposición para seguir acompañando este proceso de paz y alienta a los delegados del Gobierno nacional y del ELN a no cesar en los esfuerzos para procurar la paz, superar la polarización y disminuir la capacidad de factores que pueden hacer daño al proceso. Asimismo, hace un llamado para que la sociedad en su conjunto y la generosidad de la comunidad internacional sigan apoyando estos esfuerzos de paz.

Teniendo en cuenta la coyuntura política y el proceso electoral que se avecina, resulta de la mayor relevancia avanzar lo máximo posible en la concreción de acuerdos y su ágil implementación, lo que otorgará confianza y estabilidad al proceso, dejando sólidas bases que permitan ser recogidas y reconocidas por próximas administraciones.

Durante el periodo del presente informe que cubre el período agosto 2016 a enero 2017, la MAPP/OEA llevó a cabo un total de 959 misiones en terreno, cubriendo 524 territorios de 203 municipios y 26 departamentos, los cuales incluyen cabeceras municipales, corregimientos, veredas, resguardos indígenas y consejos comunitarios afro.

Fruto   de   la presencia   permanente de la Misión en   terreno, la   Secretaria General percibe    con preocupación las constantes amenazas y atentados contra dirigentes, líderes, lideresas, representantes de comunidades y defensores de derechos humanos. Las continuas afectaciones sobre esta población generan un grave impacto en el tejido social, afectando fundamentalmente la organización, el ejercicio de derechos y su participación política, a la vez que pone en riesgo la implementación del proceso de paz. Es imprescindible poder garantizar la seguridad en estas zonas, así como investigar y sancionar a los responsables de estos crímenes.

La Secretaria General reconoce y valora los Planes Estratégicos Militar de Estabilización y Consolidación Victoria y de la Policía Nacional Comunidades Seguras y en Paz como medidas para evitar el surgimiento de nuevos grupos armados ilegales o el crecimiento de algunos ya existentes, incluyendo remanentes de las FARC-EP que intenten controlar las rentas del narcotráfico, la extorsión, la minería ilegal, el contrabando y las afectaciones a las personas. Sin perjuicio de lo anterior, también debe manifestar la percepción de inseguridad y deficiente presencia del Estado por parte de numerosas comunidades en territorios dejados por las sex FARC-EP.

La Secretaria General resalta las iniciativas que viene realizando el Gobierno en materia de lucha contra el tráfico ilícito de drogas. A través de importantes planes derivados de la implementación del Acuerdo de Paz, se busca sustituir los cultivos ilícitos con un enfoque de desarrollo rural. La simultánea implementación de una política de erradicación forzada de cultivos ilícitos, constituye un reto adicional a la solución de este fenómeno y motivo de tensiones.

Por ello, estos esfuerzos no están exentos de retos a nivel local, tanto en su implementación como en el respeto de derechos colectivos y atención a los conflictos sociales en las zonas. La MAPP/OEA ha monitoreado este fenómeno y acompañado algunos de estos procesos en los territorios, facilitando diálogos y acuerdos entre las comunidades, organizaciones sociales y Gobierno. La Secretaria General reitera su voluntad de continuar con este apoyo dada la importancia que revisten estos esfuerzos para el logro de la paz.

Con corte al 1º de agosto de 2017, el Registro Único de Víctimas había incluido un total de 8.186.896 personas víctimas de distintos hechos ejecutados por armados parte del conflicto, de ellas, 4.064.710 mujeres.

No obstante, la Secretaria General observa un alto grado de subregistro derivado del desconocimiento de las rutas de atención, la desconfianza frente a las instituciones estatales, las precarias condiciones económicas para trasladarse a los centros regionales de atención y reparación a víctimas, y la misma persistencia del conflicto armado interno y grupos victimizantes.

La MAPP/OEA ha identificado que uno de los hechos con mayor sub-registro es el de los delitos contra la libertad e integridad sexual, principalmente porque quienes han sido víctimas de estos hechos, sienten temor de denunciar ante posibles represalias por parte de grupos armados, por el temor a ser señaladas y por la ausencia de espacios adecuados y de confidencialidad al momento de la toma de declaraciones.

De igual manera, persiste el reto de consolidar un modelo de atención con enfoque territorial y diferencial desde la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas. La implementación de los decretos étnicos aún es incipiente, evidenciándose desconocimiento del alcance y contenido de éstos en funcionarios, autoridades étnico-territoriales y comunidades; así mismo, el modelo de atención territorial aún tiene dificultades para su apertura, funcionamiento y mantenimiento.

La Secretaria General exhorta, en ese sentido, a redoblar esfuerzos para superar la presencia aún limitada de la institucionalidad en los territorios, e impulsar la aplicación de los decretos ley establecidos para los grupos étnicamente diferenciados.

Tal como se advirtió en anteriores informes, uno de los efectos no deseados en el desarrollo del proceso de paz es la aparición de nuevos conflictos sociales que se vienen manifestando con todo su rigor.  Estos conflictos tienen base en cuestionamientos al nivel de implementación de los acuerdos entre el Gobierno y las ex FARC-EP, al nivel de cumplimiento de acuerdos regionales   y   nacionales   suscritos   por el Gobierno con organizaciones indígenas, afros y campesinas, a las políticas de erradicación de cultivos, entre otras.

La Secretaria General saluda las reiteradas manifestaciones de voluntad de diálogo por parte del Gobierno nacional y por las diversas expresiones étnicas, campesinas y sociales organizadas que han encontrado un cauce operativo y eficaz en mesas nacionales y regionales con el fin de hacer viable la solución a estos problemas.

De otro lado, la Secretaria General reconoce los avances en la Jurisdicción Especial de Paz como mecanismo alternativo y transitorio que pone su foco de atención en los derechos de las víctimas y resalta el desafío de consolidar un sistema de justicia transicional integral, en el cual el Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición se interrelacione con otros mecanismos como las leyes 975 de 2005, 1424 de 2010, 1448 de 2011 y los que se acuerden en el marco de las conversaciones que adelanta  el Gobierno colombiano con el ELN.

La Secretaria General subraya el reto que significa para el Estado colombiano asegurar una coherencia política y financiera entre la ejecución de la política pública de atención y reparación integral a las víctimas, el potencial incremento sobre el número (aún indeterminado) de población víctima producto de acciones violentas por parte de las FARC-EP, del ELN y de las bandas criminales, y el incremento de la asignación presupuestal para tal fin.

Tal observación se hace desde el conocimiento que ha tenido la MAPP/OEA de la disminución progresiva en el presupuesto destinado a la reparación integral de la población victimizada por parte del Estado colombiano. Así, desde los principios de la reparación integral y buscando la eficacia y sostenibilidad de los resultados de la política pública, tal situación representa un factor de riesgo evidente, particularmente por el momento político y transicional por el que pasa el proceso de implementación del Acuerdo de Paz con las ex FARC-EP.

Finalmente, deseamos subrayar que el soporte de la comunidad internacional es clave para que la MAPP/OEA cumpla con las actividades contenidas en su Mandato. Por ello, la Secretaria General de la OEA agradece a los donantes y amigos de la MAPP/OEA, en especial a Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Países Bajos y Reino Unido, integrantes del Fondo Canasta, quienes con su apoyo político y financiero hacen posible el funcionamiento de la Misión.

La Secretaria General de la OEA extiende su agradecimiento y resalta las contribuciones de Argentina, Corea, Suecia, Suiza, Turquía y la Unión Europea, así como a las agencias Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, de Cooperación Alemana Internacional, de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y Sueca de Desarrollo Internacional.

Al pueblo y al Gobierno colombiano nuestro agradecimiento por la confianza depositada en la MAPP/OEA y por el permanente respeto a su autonomía e independencia.

COMUNICADO: Misión de la OEA de Apoyo a Paz en Colombia valora tránsito de FARC-EP a vida civil y proceso de negociación con ELN

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP-OEA) destacó el tránsito de la guerrilla de las FARC-EP a la vida civil y al escenario político, y valoró el proceso de negociación del gobierno colombiano con la guerrilla del ELN en medio de un cese al fuego bilateral, al presentar hoy ante el Consejo Permanente de la Organización el más reciente informe sobre los avances y actuales riesgos que enfrenta la contrucción de paz en el país.

El Vigésimo Tercer Informe fue presentado por el jefe de la MAPP-OEA, Roberto Menéndez, en la sede de la OEA en Washington. El reporte reconoce los esfuerzos del gobierno colombiano en materia de seguridad, a través de la creación e implementación de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, de la Unidad Élite de la Policía Nacional, de la Fiscalía Especial y de estrategias de las Fuerzas Militares y de Policía tendientes a combatir a los grupos armados organizados. No obstante, la Misión señala que la percepción de inseguridad e insuficiencia de dichas medidas continúa entre las comunidades.

El documento también llama la atención sobre diversas amenazas para la paz. Según el informe, la persistente violencia entre grupos armados ilegales de diversa naturaleza, que se disputan el control de las economías ilícitas y los territorios dejados por las FARC-EP, está generando graves afectaciones a la población civil, principalmente a nivel rural.

El informe de la Misión advierte que, como resultado de estos contextos de violencia, las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes se ven abocadas a extorsiones, confinamiento, desplazamiento forzado, violencia basada en género y reclutamiento de menores de edad, entre otras afectaciones.

En su presentación, el Jefe de la MAPP-OEA señaló que “generan especial preocupación los asesinatos selectivos y amenazas contra líderes sociales, comunales y étnicos, quienes reivindican los derechos de sus comunidades y territorios”, y que, en el marco de su mandato, “la Misión ha expresado públicamente su enérgico rechazo a estos ataques que ponen en riesgo la construcción de paz, y de los que nos están excentos los desmovilizados de las FARC y sus familias”.

Menéndez afirmó que “es necesario reforzar la seguridad para reducir los impactos humanitarios, investigar y castigar los crímenes, e implementar de manera oportuna y articulada los acuerdos de paz, prestando especial atención a las deudas en materia de reparación a víctimas y restitución de tierras”.

Igualmente, el informe plantea observaciones y recomendaciones frente a asuntos centrales, como participación social, conflictividades sociales actuales y potenciales, justicia transicional, reincorporación y monitoreo carcelario de excombatientes.

Por su parte, el Representante Permanente de Colombia ante la OEA, Andrés González, afirmó que “la MAPP/OEA ha hecho una contribución muy valiosa al proceso de reconciliación nacional”.

Este informe es resultado de 960 misiones a terreno en 500 centros poblados, como parte del monitoreo y acompañamiento permanente que la MAPP-OEA adelanta desde 2004 en las zonas más afectadas por el conflicto armado y la criminalidad en Colombia.

COMUNICADO: MAPP/OEA repudia asesinato del gobernador indígena Aulio Isarama Forastero

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) expresa su enérgico rechazo por el asesinato de Aulio Isarama Forastero, gobernador indígena perteneciente al pueblo Embera Dóbida del Alto Baudó, Chocó, a manos del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez del ELN.

Este crimen afecta la integridad del cese al fuego bilateral pactado entre el Gobierno Nacional y la guerrila del ELN, al tiempo que incumple el Acuerdo Humanitario para el Chocó, promovido por las organizaciones sociales y étnico -territoriales del departamento.
La Misión considera que el asesinato del gobernador indígena mina la confianza de la población colombiana en el proceso de conversación entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del ELN, poniendo en riesgo la construcción de la anhelada paz completa.

Sin perjuicio del reconocimiento del ELN de su responsabilidad en estos hechos, la MAPP/OEA reitera su llamado para una investigación oportuna, judicialización y sanción de los responsables, garantías de no repetición y seguridad efectiva de las comunidades.

La MAPP/OEA observa con profunda preocupación que la violencia continúa afectando a la población civil. Las comunidades étnico-territoriales, en particular las indígenas, están expuestas a graves afectaciones por la presencia de diversos actores armados ilegales, como el involucramiento en el conflicto armado, reclutamiento forzado, desplazamiento forzado, confinamiento, amenazas y homicidios. A su vez, los líderes y autoridades ancestrales han sido objeto de atentados contra sus vidas, a raíz de la reivindicación de sus derechos y la autonomía de sus territorios.

La Misión expresa sus más sinceras condolencias y solidaridad con la familia de Aulio Isarama Forastero, que hace extensivas al resguardo Catru, Dubasa, Ancoso del municipio del Alto Baudó y al pueblo Embera Dóbida.

Finalmente, la Misión reitera su respaldo y compromiso de continuar acompañando a las comunidades del Chocó en la legítima reivindicación de sus derechos étnico-territoriales y en la contrucción de paz, a través de la implementación urgente del acuerdo humanitario para el territorio.

COMUNICADO: MAPP/OEA valora primer proceso de elección de víctimas en el exterior para participar en Mesa Nacional

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) identifica como un avance la disposición de los medios e instrumentos para garantizar que las víctimas que se encuentran en el exterior se vinculen en la Mesa de Participación Efectiva de Víctimas del Conflicto Armado. La primera elección de representantes en el exterior se realizará hoy y mañana, 26 y 27 de octubre, por medio virtual.

Para el diseño e implementación de este mecanismo de elección en el exterior se articularon el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Defensoría del Pueblo y la Unidad Administrativa Especial para la Atención y Reparación Integral para las víctimas (UAERIV), quienes a través del correo electrónico de la Defensoría del Pueblo y los consulados de Colombia en el mundo recibieron las solicitudes de inscripción, ofrecieron orientación y consolidaron información con el fin de brindar garantías para posibilitar el proceso.

La elección de representantes de las Organizaciones de Víctimas y Organizaciones Defensoras de Víctimas inició el pasado mes de agosto con la designación de delegados para las instancias municipales, seguido por las instancias departamentales y culminará a principios de noviembre con la elección de las personas asignadas a la Mesa Nacional.

Las Mesas de Participación Efectiva de las Víctimas son espacios de decisión y discusión previstas por la ley, como el espacio institucional de participación e interacción de las víctimas con el Estado para debatir, retroalimentar, concertar y dar seguimiento a las disposiciones de la ley 1448 de 2011, en materia de Atención y Asistencia Integral a las Víctimas del Conflicto Armado.

La MAPP/OEA reitera su compromiso de acompañar a las víctimas y ratifica su interés de continuar aportando acciones que contribuyan al logro de la paz, como lo viene haciendo desde el año 2004.

Si alguna organización está interesada en el proceso se puede comunicar a la Defensoría del Pueblo al correo mesasdeparticipacion@defensoria.edu.co