“El diálogo es el medio para construir paz”: Consejo de Paz de Cesar

Miembros de esta organización asistieron al taller Construcción de paz, diálogo y resolución de conflictos que impartió la MAPP/OEA, en el marco del trabajo conjunto con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la gobernación del departamento.

El Consejo Nacional de Paz nació hace más de 20 años como un mecanismo de la sociedad civil para impulsar, apoyar y monitorear las políticas de paz del gobierno colombiano. Desde entonces, y particularmente luego la firma de los Acuerdos de Paz con las antiguas Farc, este mecanismo ha cobrado especial importanica en los lugares más azotados por el conflicto armado y la inequidad en el país.

El departamento del Cesar es uno de ellos. Desde el año pasado funciona el Consejo departamental de Paz, Reconciliación y Convivencia, conformado por miembros de diferentes sectores de la sociedad civil que vienen trabajando en evaluar la implementación de los Acuerdos y en monitorear las políticas de convivencia, diálogo, reconciliación y no repetición.

Como parte de este proceso de consolidación de los Consejos de Paz, la MAPP/OEA realizó un taller de fortalecimiento de capacidades para el diálogo con estas consejeras y consejeros en Valledupar. Durante dos días, funcionarios de la Misión compartieron contenido teórico y experiencias prácticas con las y los participantes. ¿Qué es un conflicto? ¿cómo se deriva una conflictividad social en una crisis? ¿qué hacer para prevenirlo? Fueron algunas de las preguntas que surgieron durante la actividad.

Imágenes del taller impartido por la MAPP/OEA a Consejeras y Consejeros de Paz en Cesar.

“En sociedades afectadas por el conflicto armado y la violencia, el diálogo es el valor, el objetivo y la metodología que puede ayudar a abordar situaciones difíciles, generar participación responsable y tomar decisiones que permitan acuerdos sostenibles”, señaló Herbert Ortega, coordinador del área de Fortalecimiento de Capacidades de la MAPP/OEA.

Al taller asistieron líderes campesinos, representantes de los pueblos indígenas, de las organizaciones de mujeres, de los sindicatos y otros sectores que integran el Consejo Departamental de Paz del Cesar. Además de ellos, estuvieron presentes las y los funcionarios de la Oficina de Paz de la Gobernación, quienes tienen el reto de seguir impulsando las políticas de implementación de los Acuerdos durante los próximos cuatro años.

Imágenes del taller impartido por la MAPP/OEA a Consejeras y Consejeros de Paz en Cesar.

Las y los asistentes valoraron la experiencia, pues consideran que mezcló contenidos teóricos con ejercicios prácticos que permitieron aterrizar las definiciones en casos específicos. “Estos espacios son importantes porque estos Consejos van a ayudar a que nuestro departamento sea un lugar de Paz”, señaló al término del taller Juana Pacheco, asesora de la Oficina de Paz del Cesar.

El reto a partir de ahora es replicar estas capacidades en los Consejo Municipales de Paz, y seguir fortaleciendo la red de constructoras y constructores de reconciliación en el departamento.

Mujeres del Valle del Cauca fortalecen sus capacidades en enfoque de Género para la Paz

Mujeres de Cali, Buenaventura, Florida y Pradera asistieron a talleres de formación en los que conocieron, de primera mano, avances y restos de la implementación de los Acuerdos de Paz.

El enfoque de género fue una de las mayores victorias de las organizaciones de mujeres en los Acuerdos de Paz celebrados entre el gobierno colombiano y la extinta guerrilla de las Farc. Gracias a la lucha de decenas de organizaciones, ese texto reconoce que las mujeres sufrieron afectaciones diferentes a los hombres en el marco del conflicto armado interno y que, por tanto, deben ser reparadas de manera específica.

Tres años después de la firma de esos Acuerdos, la MAPP/OEA acompañó a la Instancia Especial de Mujeres para el Enfoque de Género en la Paz en cuatro eventos realizados en el Valle del Cauca, donde más de 200 lideresas sociales y víctimas de la violencia recibieron de parte del instituto Kroc un informe sobre los avances en la implementación de los Acuerdos de Paz.

Uno a uno, el instituto Kroc y las mujeres asistentes analizaron los puntos de la agenda negociada en La Habana, para entender los alcances de cada acuerdo y el estado de la implementación. Allí descubrieron, por ejemplo, que en el tema de género se ha avanzado en la creación de los marcos, normas, protocolos y la reinstalación de la propia Instancia Especial; pero ha habido muy escasos avances en cuanto a la implementación en territorio de las medidas especiales y transversales de género en cada uno de los 6 puntos del acuerdo. 

Las mujeres plantearon varias preocupaciones respecto a la implementación de los Acuerdos: le pidieron al instituto Kroc a profundizar la mirada territorial de los avances y retos de este proceso, puesto que no se sienten representadas en los informes. Además, se mostraron más interesadas en revisar análisis cuantitativos de la implementación del Acuerdo, más que en observar los porcentajes cuantitativos.

Tras discutir los temas en grupos de trabajo, las mujeres de los cuatro municipios coincidieron en reconocer el bajo conocimiento que tienen frente a las acciones de implementación del Acuerdo de Paz y su poca participación en las entidades del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición.

Sin embargo, las lideresas sociales reconocieron el trabajo de la MAPP-OEA y de otros organismos internacionales para vincular el tema de género a las agendas locales y por trabajar con las mujeres de comunidades étnicas.

Finalmente, más allá de los avances y restos en implementar los puntos de la agenda negociada, las mujeres del Valle del Cauca claman por la no repetición. Muchas de ellas denuncian la presencia de grupos armados ilegales en la región, así como afectaciones a la vida de sus comunidades. Para ellas, sin garantizar la vida es imposible avanzar hacia la paz duradera.