Cartilla recoge la memoria de El Caracol, Arauca

La MAPP/OEA y la Universidad Nacional acompañaron a la comunidad de esta vereda del oriente colombiano en un proceso de memoria que se plasma en más de 100 páginas, llenas de historias sobre lo que significa ser llanero y sobreponerse a la violencia.

“Esto que ven aquí, es un sueño hecho realidad”, dice Lilia Colmenares, lideresa de víctimas y una de las voces más representativas del Caracol. Sostiene una cartilla amarilla y verde en su mano, un texto que es el producto de dos años de trabajo de toda la comunidad. Mujeres, hombres y niños entregaron su tiempo y creatividad para construir este libro.

‘El Caracol, una historia que tú debes conocer’, es el nombre de esta cartilla de 109 páginas, que compila historias sobre la educación, la economía, la política, las fiestas y lo que para ellas y ellos significa ser caracolero. Allí se encuentran relatos de los próceres de la vereda, de personajes ilustres, educadores, educadoras y de quienes han edificado este pueblo.

‘El Caracol, una historia que tú debes conocer’ es el nombre de la cartilla que ya está en la comunidad.

Además, los habitantes del Caracol crearon un glosario en el que explican expresiones ancestrales, casi todas asociadas a la vaquería y al ser llanero.

Al evento de entrega de la cartilla a la comunidad, asistieron representantes de víctimas, de la sede Orinoquía de la Universidad Nacional de Colombia y de la MAPP/OEA, aliada en el proceso de creación, edición y diagramación del texto. La impresión de la cartilla se realizó con el apoyo de FUPAD.

“Este fue un ejercicio hecho sobretodo por mujeres, fueron ellas las que se atrevieron a escribir, a pintar. Eso es maravilloso”, señala la docente Lucía Meneses.

Llaneros y llaneras aprovecharon para contar sus experiencia en la vaquería.

Para la comunidad del Caracol, esta cartilla significa un paso adelante en su proceso de reconciliación. Luego de haber sufrido varios hechos victimizantes durante los primeros años de la década del 2000, ellas y ellos quieren ser recordados como llaneros, como gente trabajadora que se levanta temprano, “a pie descalzo” como dicen, a construir paz en su territorio.

En el evento, algunos de los creadores de la cartilla dieron sus impresiones del proceso. Muchos de ellos no creían que la cartilla se convertiría en una realidad. “Yo quisiera que esto no terminara aquí. Quisiera que llegara a toda Colombia, para que todo el mundo sepa las costumbres del Caracol”, concluye Asdrubal Rodríguez, uno de los creadores de la cartilla.

En Arauca, la MAPP/OEA también acompañó la entrega de la cartilla a las instituciones.

Esta historia del Caracol está dedicada principalmente a 14 víctimas que el conflicto armado dejó en esta región. La entrega oficial de la cartilla fue realizada en la cuiudad de Arauca, con la participación de comunidades, instituciones y autoridades del departamento.