COMUNICADO: Misión de Apoyo de la OEA en Colombia hace recomendaciones frente al proceso de paz y llama a aprender lecciones para el futuro

0 Shares

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, presentó hoy al Consejo Permanente el informe semestral de las actividades de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA), en el que se saluda el acuerdo entre el gobierno y las FARC-EP, al tiempo que se llama a continuar protegiendo los derechos de los actores sociales implicados y a aplicar las lecciones aprendidas hasta ahora.

El Vigésimo Segundo Informe Semestral de la MAPP resaltó la relevancia de implementar una estrategia de diálogo social que cuente con mecanismos eficaces de interlocución, lo cual será clave para ampliar la confianza entre el estado y sociedad civil durante del postconflicto.

El informe alienta al país “a continuar en el camino hacia el logro de una paz estable y duradera”. Asimismo, reconoce los desafíos que se enfrentarán en la implementación de los acuerdos, los cuales “demandarán mayores esfuerzos y el concurso de más voluntades”.

El documento, que abarca las actividades y esfuerzos realizados en gran parte del 2016, incluye una serie de recomendaciones al Estado colombiano “con miras a favorecer la garantía de derechos a los distintos actores”, entre los que destaca la situación de seguridad de líderes y organizaciones sociales, comunitarias, étnicas y defensoras de Derechos Humanos.

Igualmente, el informe plantea observaciones con respecto a las lecciones aprendidas de anteriores procesos de paz que pueden servir para el actual proceso con las FARC-EP y un eventual acuerdo con el ELN. “Hacer realidad los mecanismos y componentes del acuerdo sobre todo a nivel local, en aquellos lugares más afectados por la violencia, es una tarea que requiere acciones decididas y pragmáticas”, cita el informe.

En su presentación, el Secretario General afirmó que “es importante que se fortalezcan los pilares de una cultura del diálogo y participación ciudadana que conduzcan a un sistemático uso de mecanismos de atención y transformación de conflictos sociales a todo nivel”, y que para la OEA es importante “respaldar las tareas que desarrollan defensoras y defensores de derechos humanos en Colombia, debido a su valiosa contribución a la promoción, respeto y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

El Representante Permanente de Colombia ante la OEA, Andrés González, agradeció el compromiso de la OEA con la paz en su país y afirmó que “este acompañamiento es de singular relevancia porque, con la colaboración de todos los países hermanos de América y expertos de la Organización, nos permite ver de mejor manera realidades que son complejas, que sólo se pueden observar de una manera transparente bajo la percepción de personas doctas, de buena fe, imparciales, que han venido acompañando esta tarea ya con resultados muy importantes”.

La OEA apoya activamente los esfuerzos de Colombia por lograr la paz desde 2004 con la MAPP. El mandato de la Misión fue extendido hasta diciembre de 2018, y fue acompañado de una solicitud de monitorear las dinámicas territoriales en las zonas que dejan las FARC-EP, con influencia del ELN y con presencia de Grupos Armados Organizados (GAO).