MAPP/OEA expresa preocupación por emergencia humanitaria en el Catatumbo

Bogotá, 18 de abril de 2018. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) se une a las voces de preocupación y condena frente a las graves afectaciones que sufre la población civil de diferentes veredas de El Tarra, San Calixto, Hacari, Teorama, Convención, Sardinata, Tibú y en general del Catatumbo, generadas a raíz de los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

La Misión ha constatado en terreno que las hostilidades entre grupos ilegales continúan y, con ello, las afectaciones a la población civil en Filogringo, San Pablo, Mesitas y La Primavera, entre otras veredas y corregimientos de esta región del Norte de Santander. Además de homicidios, desplazamientos forzados y secuestros, se han generado restricciones a la movilidad y confinamientos de comunidades intimidadas por el accionar de las estructuras ilegales.

La MAPP/OEA hace un enérgico llamado a los grupos armados ilegales a cesar la violencia, y a respetar los derechos y la integridad de las comunidades. El actual paro armado constituye una violación flagrante del Derecho Internacional Humanitario, al involucrar a la población civil en actos de guerra. Servicios de primera necesidad, como la atención hospitalaria y el funcionamiento de los colegios y escuelas, también se han visto seriamente amenazados y afectados por el accionar de estos grupos. Además, las organizaciones comunitarias han sido amedrentadas y atacadas, lo mismo que sus líderes y lideresas.

Preocupa a la MAPP/OEA que los hechos de victimización continúen o aumenten en el futuro cercano. También preocupa la emergencia social y humanitaria que enfrentan las poblaciones, así como la capacidad local para atenderla de manera oportuna e integral.

En este sentido, la Misión hace un llamado a las instituciones locales, regionales y nacionales a redoblar los esfuerzos que están adelantando en la zona. Asimismo, renueva su llamado al Gobierno Nacional para brindar una protección efectiva a la población y garantizar la no repetición de las afectaciones causadas por la violencia y la criminalidad, que históricamente han impactado a estas comunidades.

En este marco, la MAPP/OEA resalta las iniciativas de paz y diálogo promovidas por las organizaciones sociales, campesinas, indígenas, comunales, de personeros y alcaldes, la Diócesis de Ocaña y de Tibu, redes de defensores y defensoras de DDHH, y la comunidad internacional presente en la región.

La Misión continuará en el Catatumbo, acompañando a las comunidades e instituciones para articular esfuerzos tendientes a encontrar salidas a las graves afectaciones que tienen lugar, y a fortalecer las iniciativas de construcción de la paz que todos anhelamos.