MAPP/OEA sigue acompañando fortalecimiento de la Justicia Wayuú

La Junta de Palabreros, máxima autoridad de esta etnia, continúa el proceso de coordinación con la justicia ordinaria en medio de grandes retos para su comunidad.

Durante siglos, la etnia Wayuú –con más de 280 mil personas en Colombia y 415 mil en Venezuela– ha luchado por conservar la autodeterminación jurídica y administrativa de su pueblo. Han constituido un mecanismo de resolución de conflictos que hoy es considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y son un ejemplo de organización social en el país.

Sin embargo, no han sido pocas las veces en las que su sistema de justicia entra en contradicción con la jurisdicción ordinaria colombiana. “Varias personas han sido juzgadas dos veces por el mismo delito”, comentó Guillermo Ojeda, Coordinador General de la Junta Mayor de Palabreros durante una reunión con la MAPP/OEA en Maicao, Guajira.

Es por eso que la Misión ha enfocado sus esfuerzos en tender puentes entre las autoridades Wayuú y los operadores de justicia del Estado. Como parte del Plan de Salvaguarda de esta etnia, sus autoridades ya hacen parte de una Mesa Departamental de Coordinación Interjurisdiccional, en la que junto a miembros de la Fiscalía General de la Nación intentan resolver casos problemáticos y “sentar jurisprudencia” conjunta, como afirmó Ojeda.

La Junta Mayor de Palabreros sigue fortaleciendo su articulación con la justicia ordinaria.

Esta iniciativa tiene, sin embargo, varios retos: “El mayor problema que tenemos para mantener activa la mesa es el desconocimiento de los operadores de justicia de la lógica y los preceptos culturales de nuestra etnia”, señala Ojeda. Los Wayuú, por ejemplo, no basan su sistema de justicia en penas intramurales.

“Sería un crimen meter a un Wayuú en la cárcel por el estado inconstitucional de esos centros, y porque nosotros no somos una cultura de cárceles, sino que somos una cultura de justicia restaurativa”, sostiene Andrónico Urbay Ipuana, Miembro de la Coordinación de la Junta de Palabreros.

El sistema de justicia Wayuú no se basa en penas intramurales.

En este proceso, la Junta Mayor de Palabreros destaca el acompañamiento técnico de la MAPP/OEA, “hay procesos de la justicia ordinaria que no conocemos bien, y la Misión nos ha apoyado al ser un puente entre nosotros y el Estado”, señala Urbay.

La Junta Mayor de Palabreros es, en últimas, un ejemplo de construcción de paz. “Nosotros como pueblo Wayuú todo lo resolvemos a través de la palabra, del consenso con la familia… por eso le enseñamos a Colombia que el diálogo es la mejor manera de resolver un conflicto interno. Nos basamos en la verdad, buscamos la reconciliación y la armonía y la convivencia dentro del territorio”, concluye Hilder Aguilar, Miembro de la Junta de Palabreros.

Este proceso hace parte del fortalecimiento que hace la MAPP/OEA en mecanismos de articulación entre jurisdicciones indígenas y el sistema de justicia colombiano.

OEA y Gobierno de Colombia celebran 15 años de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz

Washington, noviembre 6 de 2019. Representantes de los países miembros y observadores de la OEA, funcionarios, miembros de academia, centros de pensamiento y de la comunidad colombiana residente en Washington se dieron cita para conmemorar los 15 años de trabajo ininterrumpido de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA), que desde 2004 monitorea y acompaña los esfuerzos de paz en los territorios más afectados por el conflicto armado, la conflictividad y la inequidad en el país.

El evento contó con la participación de Alejandro Ordoñez, Embajador de Colombia ante la OEA; Koncke, Jefe de Gabinete del Secretario General de la OEA, y Roberto Menéndez, Jefe de la MAPP/OEA.

“Estar al lado de las comunidades más vulnerables describe la razón de ser y es el rasgo distintivo de esta Misión. Estar donde se debe de estar cuando se debe de estar, para disuadir y generar entornos seguros, para escuchar y acompañar, para convocar la atención de las autoridades, para servir de puente, para procurar escenarios de diálogo y entendimiento”, dijo Menéndez. Añadió que esto le ha permitido a la MAPP/OEA conocer la realidad de los territorios y hacer recomendaciones a lo largo de estos tres lustros, a más de 20 instituciones del Estado Colombiano.

La conmemoración fue acompañada por la exposición fotográfica “15 Años HECHOS DE PAZ”, que retrata los aportes realizados por la Misión en esta década y media de trabajo cercano con las víctimas, comunidades rurales, autoridades nacionales y étnicas, organizaciones sociales, instituciones y comunidad internacional, entre otros.

Esta celebración en Washington se suma a las conmemoraciones que por sus 15 años está realizando la MAPP/OEA en sus 18 zonas de trabajo territorial, como Catatumbo, Arauca, Antioquia y Guaviare, a donde también ha llegado la galería fotográfica itinerante. Asimismo, la se da en el marco de la presentación del 27 Informe de la Misión ante el Consejo Permanente de la OEA.

COMUNICADO: Informe MAPP/OEA expresa preocupación por impacto a población civil y accionar de grupos armados ilegales en Colombia

Washington, 06 de noviembre de 2019. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) presentó hoy ante el Consejo Permanente su 27º informe semestral, en el que reitera su preocupación por la continuidad de graves afectaciones e impactos a la población civil, a causa de la presencia y el accionar de grupos armados ilegales que se disputan el control de territorios y de rentas ilícitas, como el narcotráfico.

Producto de más de 1600 misiones en 860 veredas y corregimientos del país, la MAPP/OEA constató que durante el primer semestre de 2019, comunidades en el Bajo Cauca, Catatumbo, la costa pacífica nariñense y Chocó fueron víctima de confinamientos y desplazamientos forzados. También advirtió que líderes y lideresas sociales, comunales, campesinos, étnicos y de derechos humanos fueron amenazados, atacados y asesinados en los departamentos de Antioquia, Arauca, Bolívar, Caquetá, Cauca, Chocó, Nariño y Norte de Santander.

La MAPP/OEA condenó y llamó especial atención sobre la fuerte violencia y vulneración de derechos que enfrentan los pueblos indígenas. Dos atroces masacres perpetradas en el Cauca a finales de octubre de 2019, en un lapso de dos días, así como los recurrentes asesinatos de comuneros, guardias y otras autoridades indígenas, ponen de relieve las graves afectaciones a las comunidades étnicas y rurales, en contextos de conflicto, criminalidad e inequidad alimentados por el narcotráfico.

Como resultado de su monitoreo permanente en 205 municipios, la MAPP/OEA también identificó el aumento de la violencia política en contra de candidatos y candidatas a cargos de elección popular, e identificó las afectaciones que, por razones de género, enfrentaron las mujeres candidatas. Asimismo, la Misión visibilizó la continuidad de reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes, principalmente en comunidades afro e indígenas.

“Insistimos en la necesidad de avanzar en acciones eficaces que tengan en cuenta las particularidades y riesgos específicos, que avancen en el involucramiento de las poblaciones afectadas en los mecanismos ya creados, y que articulen a las autoridades del orden nacional, regional y local”, señaló Roberto Menéndez, Jefe de la MAPP/OEA.

Finalmente, la Misión valoró las acciones adelantadas por el Gobierno de Colombia para avanzar en la consolidación de la paz, entendiendo la complejidad y envergadura que implica este anhelado propósito.

Entre ellas destacó el impulso a la implementación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y la definición de cinco Zonas Estratégicas de Intervención Integral, también conocidas como Zonas Futuro. Allí el Gobierno nacional busca garantizar una acción coordinada y sostenida del Estado para mitigar las acciones violentas y promover la integridad de las comunidades, el desarrollo local, la protección medioambiental y el control institucional del territorio. La MAPP/OEA acompañará y monitoreará de cerca esta iniciativa, y continuará advirtiendo los desafíos en éstas y otras zonas que también requieren la actuación efectiva del Estado.

El informe completo y los informes anteriores están disponibles aquí.

MAPP/OEA condena masacre contra autoridades indígenas del resguardo Tacueyó, Cauca

Bogotá, 29 de octubre de 2019. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) repudia el asesinato de al menos cinco autoridades y guardias indígenas del resguardo Tacueyó, en el departamento del Cauca, perpetrados por grupos armados ilegales con presencia en la zona. La Misión hace un urgente llamado a la institucionalidad competente para coordinar con las autoridades indígenas los recursos necesarios que garanticen la seguridad de sus comunidades y liderazgos.

La MAPP/OEA lamenta el homicidio de Cristina Bautista, autoridad Neehwe’sx, y de los comuneros José Gerardo Soto, Asdruval Cayapú, Eliodoro Inscue y James Wilfredo Soto, al tiempo que se solidariza con sus familiares, la comunidad Nasa y las seis personas que resultaron heridas en estos repudiables ataques, entre los que se encuentran miembros de la guardia indígena.

La MAPP/OEA está al tanto, monitoreando el desarrollo de estas dinámicas y visibilizando los impactos de la grave situación que se registra en el Cauca.

Asimismo, reitera su compromiso de seguir acompañando a los grupos y colectivos étnicos del país en los esfuerzos tendientes a la garantía de sus derechos y a la construcción de paz.

MAPP/OEA acompaña comisión de autoridades locales en Putumayo

Gobernación, Alcaldía y entes de salud visitaron a campesinos de San Miguel, en medio de protestas contra la erradicación forzada de cultivos ilícitos.

Monitorear las dinámicas de conflictividad social en el país es uno de los enfoques principales de la MAPP/OEA. Por eso la Misión hizo presencia en la vereda Las Brisas del municipio de San Miguel, en Putumayo, donde desde hace algunas semanas campesinos cultivadores de hoja de coca protestan contra la erradicación.

La Misión acompañó a las autoridades locales a un encuentro con cultivadores y cultivadoras de hoja de coca.

La MAPP/OEA acompañó a una comisión del gobierno local que visitó la zona, con el fin de entender de primera mano las percepciones de la comunidad y servir como puente para el acercamiento con el Estado. Es así como gobierno, entidades de la sociedad civil y manifestantes instalaron mesas de trabajo en temas relacionados con la mejora de la calidad de vida, como salud, enfoque de género y vivienda.

Las mesas de trabajo pueden ser, según la institucionalidad y los liderazgos sociales, el inicio de una eventual negociación entre cultivadores de hoja de coca y el gobierno nacional.

Cultivadores y cultivadoras de hoja de coca protestan en San Miguel, Putumayo, contra la erradicación forzada.

En la comisión estuvieron presentes el área de Derechos Humanos y la Secretaría de Salud de la Gobernación de Putumayo, la alianza de Mujeres Tejedoras por la Vida, la alcaldía de San Miguel, la gerencia del hospital fronterizo del municipio de La Dorada, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la red departamental de Derechos Humanos del departamento.

Cartilla recoge la memoria de El Caracol, Arauca

La MAPP/OEA y la Universidad Nacional acompañaron a la comunidad de esta vereda del oriente colombiano en un proceso de memoria que se plasma en más de 100 páginas, llenas de historias sobre lo que significa ser llanero y sobreponerse a la violencia.

“Esto que ven aquí, es un sueño hecho realidad”, dice Lilia Colmenares, lideresa de víctimas y una de las voces más representativas del Caracol. Sostiene una cartilla amarilla y verde en su mano, un texto que es el producto de dos años de trabajo de toda la comunidad. Mujeres, hombres y niños entregaron su tiempo y creatividad para construir este libro.

‘El Caracol, una historia que tú debes conocer’, es el nombre de esta cartilla de 109 páginas, que compila historias sobre la educación, la economía, la política, las fiestas y lo que para ellas y ellos significa ser caracolero. Allí se encuentran relatos de los próceres de la vereda, de personajes ilustres, educadores, educadoras y de quienes han edificado este pueblo.

‘El Caracol, una historia que tú debes conocer’ es el nombre de la cartilla que ya está en la comunidad.

Además, los habitantes del Caracol crearon un glosario en el que explican expresiones ancestrales, casi todas asociadas a la vaquería y al ser llanero.

Al evento de entrega de la cartilla a la comunidad, asistieron representantes de víctimas, de la sede Orinoquía de la Universidad Nacional de Colombia y de la MAPP/OEA, aliada en el proceso de creación, edición y diagramación del texto. La impresión de la cartilla se realizó con el apoyo de FUPAD.

“Este fue un ejercicio hecho sobretodo por mujeres, fueron ellas las que se atrevieron a escribir, a pintar. Eso es maravilloso”, señala la docente Lucía Meneses.

Llaneros y llaneras aprovecharon para contar sus experiencia en la vaquería.

Para la comunidad del Caracol, esta cartilla significa un paso adelante en su proceso de reconciliación. Luego de haber sufrido varios hechos victimizantes durante los primeros años de la década del 2000, ellas y ellos quieren ser recordados como llaneros, como gente trabajadora que se levanta temprano, “a pie descalzo” como dicen, a construir paz en su territorio.

En el evento, algunos de los creadores de la cartilla dieron sus impresiones del proceso. Muchos de ellos no creían que la cartilla se convertiría en una realidad. “Yo quisiera que esto no terminara aquí. Quisiera que llegara a toda Colombia, para que todo el mundo sepa las costumbres del Caracol”, concluye Asdrubal Rodríguez, uno de los creadores de la cartilla.

En Arauca, la MAPP/OEA también acompañó la entrega de la cartilla a las instituciones.

Esta historia del Caracol está dedicada principalmente a 14 víctimas que el conflicto armado dejó en esta región. La entrega oficial de la cartilla fue realizada en la cuiudad de Arauca, con la participación de comunidades, instituciones y autoridades del departamento.

MAPP/OEA acompaña a la JEP a reunión con autoridades indígenas del Valle del Cauca

Atravezando ríos, la MAPP/OEA llegó al municipio de Florida, en el Valle del Cauca.

En el municipio de Florida, funcionarios de la Jurisdicción Especial para la Paz dialogaron con 33 autoridades indígenas sobre el caso 005, que investiga crímenes en cinco municipios del departamento, cometidos entre 1993 y 2016 por diversos actores armados.

Por primera vez, la Jurisdicción Especial para la Paz llegó al municipio de Florida, en el Valle del Cauca, para hablar del interés por investigar los crímenes que sufrieron las comunidades indígenas de este departamento durante más de 20 años. Acompañados por la MAPP/OEA, los funcionarios de la JEP explicaron a 33 autoridades de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca – Orivac, cuál puede ser el papel de las comunidades indígenas en este proceso de reparación simbólica.

El encuentro, que también fue acompañado por la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación, sirvió también para coordinar los dos sistemas de justicia: el transicional y la jurisdicción especial indígena y evaluar cuál puede ser el papel de las autoridades ancestrales en este proceso. A partir de esta visita, las comunidades indígenas decidirán si quieren hacer parte del caso 005 de la JEP.

MAPP/OEA acompañó a la JEP a una visita a las autoridades indígenas del Valle del Cauca
MAPP/OEA acompañó a la JEP a una visita a las autoridades indígenas del Valle del Cauca.

Durante este mes los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz le notificarán a la Orivac la apertura del caso para cinco municipios del Valle del Cauca: Florida, Pradera, Palmira, Jamundí y Candelaria. Si las autoridades indígenas deciden hacer parte del proceso, podrán acreditarse como autoridades o como víctimas ante la JEP.

Este acompañamiento por parte de la MAPP/OEA hace parte del proceso de fortalecimiento de las comunidades indígenas como autoridades judiciales, en una zona del país que enfrenta los efectos de un contexto de conflicto, criminalidad e inequidad.

MAPP/OEA y organizaciones aliadas llevan libros a colegio en Sidón, Nariño

Los alumnos de la institución educativa recibieron 31 textos entre los que se encuentran informes de Memoria Histórica y literatura hispanoamericana e inglesa.

A partir de ahora, los y las estudiantes del colegio rural Sidón del municipio de Cumbitara, un pequeño pueblo nariñense ubicado a 4 horas y media de Pasto, tendrán 31 libros más para consultar. La Feria del Libro en Bogotá (FILBo) y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) unieron esfuerzos para que la biblioteca de esta institución educativa sea ahora más robusta, en el marco de la campaña “Donar un libro es un hecho de paz”.

La intención de este acompañamiento es hacer de la biblioteca comunitaria un entorno seguro, que proteja a los niños, niñas y adolescentes de escenarios violentos. Actualmente, este municipio de la cordillera nariñense vive los efectos de la confrontación entre grupos armados ilegales.

Por eso, el Centro Nacional de Memoria Histórica también se sumó a la campaña, y llevó hasta el colegio varios de los informes que ha realizado sobre afectaciones en el marco del conflicto armado en Colombia. La Red Nacional de Bibliotecas Públicas aportó, por su parte, otros ejemplares para diversificar los contenidos de la donación y apoyó la selección de la institución educativa.

243 estudiantes del colegio rural Sidón tendrán desde ahora nuevos textos escolares.

La MAPP/OEA y las instituciones involucradas coinciden en afirmar que la memoria es un antídoto contra la repetición de hechos violentos en las regiones donde confluyen contextos de conflicto, criminalidad e inequidad.

Los 243 estudiantes no ocultaron su felicidad tras recibir los textos, que hacen parte de un plan de obras de construcción para el mejoramiento de la infraestructura escolar de aulas de clases, salas de informática, comedor y biblioteca. La María, el mítico libro del autor caleño Jorge Isaacs, fue uno de los que más llamó la atención de las y los estudiantes.

Los profesores también manifestaron su satisfacción por la llegada de los textos, que serán un insumo pedagógico para llenar a sus estudiantes de herramientas para encarar un futuro en paz.

Propuestas de víctimas en el exterior período 2019 – 2021

Conozca las propuestas de los postulados por las Organizaciones de Víctimas en el Exterior, que aspiran pertenecer a la Mesa Nacional de Participación Efectiva de las Víctimas periodo 2019-2021

A través del portal  http://bit.ly/PropuestasVictimasExterior2019, se podrá conocer las propuestas enviadas por las personas postuladas desde las Organizaciones de Víctimas en el exterior, quienes buscan incidir en política pública a nivel nacional por medio de la Mesa Nacional de Participación Efectiva de Víctimas, que serán elegidas en octubre de 2019, y las cuales voluntariamente se acogieron a los términos y condiciones descritos para el proceso.

Este espacio es de carácter temporal y estará a disposición del público hasta el 17 de octubre del año en curso.

Esta publicación no compromete a ninguna de las Entidades que acompañan el proceso, ni a los postulados o sus propuestas, siendo un ejercicio que pretende exclusivamente, contribuir a las garantías para el debido proceso.

MAPP/OEA repudia asesinato de candidata a Alcaldía de Suarez y violencia política contra mujeres en Colombia

Bogotá, 03 de septiembre de 2019. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA) condena y lamenta el cruel asesinato de Karina García, candidata a la Alcaldía de Suarez (Cauca) y sus acompañantes, ocurrido el 02 de septiembre en el corregimiento de Betulia.

Este grave hecho supone una violación a la democracia y al ejercicio político en Colombia, al tiempo que pone en especial evidencia las afectaciones y la violencia política que por razones de género enfrentan las mujeres candidatas a cargos de elección popular a nivel local, especialmente en zonas de conflicto armado, criminalidad e inequidad.

En el marco de su trabajo en los territorios, la MAPP/OEA ha constatado la existencia de altos índices de violencia contra las mujeres candidatas y en ejercicio de cargos públicos, lo que constituye un elemento de riesgo para el proceso político y electoral.

La Misión reconoce la voluntad del Gobierno Nacional y del Organismo Electoral para prevenir, atender y sancionar la violencia política. Sin embargo, hace un llamado a redoblar las acciones que garanticen la participación y representación de las mujeres en las contiendas electorales, así como a superar las brechas de género asociadas a sus derechos políticos.

Al mismo tiempo, la MAPP/OEA renueva su llamado a las instituciones del Estado para garantizar el ejercicio de liderazgo de las mujeres a nivel local, departamental y nacional, con acciones efectivas y oportunas de prevención, protección, judicialización y no repetición. También hace un llamado a la sociedad en su conjunto a mantener un rol propositivo frente a esta problemática.

La Misión de la OEA en Colombia impulsa el fortalecimiento de las capacidades electorales de más de 150 candidatas en zonas de alta conflictividad, a través de diversas iniciativas en las que se abordan estas preocupaciones y sus alcances.

La MAPP/OEA ratifica su compromiso de seguir monitoreando y acompañando la llegada de las mujeres a cargos de poder local. La consecución de este logro será uno de los síntomas más relevantes del fortalecimiento de la democracia y la construcción de paz en Colombia.