MAPP/OEA valora escenarios de verdad y justicia que adelanta Colombia

24 junio, 2022

Bogotá, 24 de junio de 2022. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) acompaña y rodea el momento histórico para la construcción de Paz que vive el país a través de los esfuerzos de esclarecimiento de verdad liderados por el Sistema Integral para la Paz, y convoca a la sociedad en su conjunto a apropiarlos con apertura y esperanza.

La MAPP/OEA destaca la próxima presentación del Informe Final de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad (CEV) que, a partir de un proceso amplio de escucha, narra lo ocurrido durante décadas de conflicto armado en Colombia. Asimismo, reconoce la relevancia de las primeras audiencias de reconocimiento público de responsabilidad de delitos de lesa humanidad, sobre toma de rehenes, graves privaciones de la libertad y otros crímenes concurrentes cometidos por las ex FARC-EP. En concepto de la Misión, estas acciones favorecen decididamente la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición.

La Misión de la OEA valora enormemente la valentía, fortaleza y perseverancia de las víctimas y de sus familias, quienes con sus relatos y testimonios suman al logro de la Paz; así como la voluntad y el compromiso de los distintos actores involucrados.

Tras décadas de clamor por verdad y justicia, hacemos votos para que el Informe Final de la CEV y las audiencias de reconocimiento que realiza la JEP contribuyan a afianzar la centralidad de las víctimas, su reparación integral y su dignificación”, señala Roberto Menéndez, jefe de la MAPP/OEA. También, que convoquen a colombianos y colombianas a acercarse, escucharse, dialogar y reflexionar para sumar Hechos de Paz, en un espíritu de unidad, confianza y reconciliación que tanto necesita Colombia”, agrega.

Conocer las verdades del conflicto armado es fundamental para que las violencias no se repitan, para caminar hacia la reconciliación y para alcanzar una Paz verdaderamente Completa. Más aún, cuando distintos territorios del país siguen sufriendo los rigores de una violencia armada que incorpora factores de persistencia, criminalidad, impunidad, inequidad y débil presencia estatal.

Por eso, la MAPP/OEA, junto a sus países aliados, seguirá acompañando de forma cercana y solidaria los esfuerzos de las víctimas, del Sistema Integral de Paz, del Estado y de la sociedad colombiana en la construcción de una Paz Completa. 

Informe al Consejo Permanente: MAPP/OEA urge avanzar hacia la Paz Completa en Colombia

15 junio, 2022

Washington, 15 de junio de 2022. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) entregó al Consejo Permanente de la OEA su trigésimo segundo informe, correspondiente al segundo semestre de 2021, en el que señala los avances, riesgos y amenazas en distintos ámbitos de la construcción de Paz, en los territorios más afectados por el conflicto armado, la criminalidad y la inequidad en el país.

Producto de 5.197 acciones de monitoreo y acompañamiento, en cerca de 700 centros poblados de 29 departamentos, el informe destaca logros institucionales en la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos ilícitos (PNIS), el desminado humanitario, la Comisión Intersectorial para la prevención del reclutamiento, uso, utilización y violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes, y el acceso a la participación institucional de jóvenes y víctimas.

En el documento, la Misión reconoce el proceso de renovación democrática adelantado en instancias territoriales como las Juntas de Acción Comunal (JAC) y las Mesas de Participación de Victimas; la elección de los Consejos Municipales de Juventud (CMJ) y la Instancia Especial de Mujeres de la Comisión de seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación (CSIVI), y la reactivación del proceso de elección de 16 Curules de Paz para el Congreso de la República.

La MAPP/OEA también valora el importante avance en la entrega de informes por parte de las víctimas a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el despliegue territorial de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) para establecer lineamientos de búsqueda, y el trabajo adelantado por la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad (CEV) para consolidar el Informe Final, como acciones que contribuyen a que las víctimas accedan a la verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición. La Misión espera que la presentación del Informe de la CEV contribuya a fortalecer el diálogo, la reconciliación y la transformación de realidades en el país.

A su vez, la MAPP/OEA expresa su altísima preocupación por la persistencia de acciones violentas por parte de grupos armados ilegales que afectan gravemente a las comunidades, principalmente a liderazgos sociales y comunales; autoridades étnicas; mujeres; niños, niñas y adolescentes; víctimas del conflicto armado; personas en proceso de reincorporación, y servidores públicos.

La Misión de la OEA observó que continúan los homicidios, el desplazamiento forzado, los atentados, las amenazas, la instalación de minas antipersonal, las extorsiones y el control territorial en el Bajo Cauca (Antioquia), Catatumbo (Norte de Santander), Sur de Bolívar, Sur de Córdoba y ejes de los ríos Atrato, Baudó y San Juan (Chocó), así como en los departamentos de Arauca, Cauca, Caquetá, Guaviare, Meta, Putumayo, Nariño y Valle del Cauca. También, que se mantiene el reclutamiento forzado de menores de edad, que afecta de manera particular a miembros de pueblos étnicos y población migrante, así como el incremento de la justicia de facto.

En esta etapa de tránsito que atraviesa Colombia, y en momentos en que la polarización divide y la violencia resta, la MAPP/OEA convoca a la sociedad en su conjunto a seguir avanzando hacia la Paz Completa. “Una Paz que defienda la vida y cese todas las afectaciones contra comunidades y liderazgos; que silencie todas las armas y fusiles; que abra escenarios de diálogo y alternativas judiciales con los distintos grupos armados ilegales; que facilite la llegada integral y articulada del Estado, y acelere el desarrollo en todos los territorios”, puntualizó Roberto Menéndez, jefe de Misión.

Por eso, la MAPP/OEA renueva su compromiso de seguir apoyando la construcción de Paz en los territorios más afectados por la violencia y la limitada presencia institucional, bajo los principios de imparcialidad, autonomía, independencia, solidaridad y respeto.

Apoyando los esfuerzos de Paz en los territorios de Colombia.

Aspectos centrales: Informe Semestral XXXII

  1. La extensión del mandato de la MAPP/OEA por tres años más, hasta enero de 2025, refleja la confianza de las distintas partes que convergen en la construcción de Paz en Colombia, sobre todo en aquellos territorios más vulnerables por las dinámicas del conflicto armado, la criminalidad y la inequidad, donde la Misión trabaja.
  2. En sus 18 años de trabajo, la MAPP/OEA reconoce los esfuerzos, la experiencia y logros acumulados por parte del Estado en la búsqueda y construcción de la Paz, y lo alienta al cumplimiento integral de los acuerdos alcanzados para afianzar transformaciones en los territorios.
  3. La MAPP/OEA advierte distintos retos y amenazas en la agenda de Paz, entre ellos los graves impactos del actuar de grupos armados ilegales (GAI) sobre la población civil e instituciones del Estado, así como la persistencia de dinámicas ligadas a la narcoactividad y escenarios de conflictividad social.
  4. La actividad armada y la configuración del control territorial impuesta a través de medidas coercitivas (justicia de facto) siguen generando graves afectaciones sobre la población civil en distintas regiones, que impactan en la presencia estatal, la movilidad humana, la convivencia social, procesos organizativos y en el medio ambiente.
  5. Colombia atraviesa un periodo intenso de renovación democrática, entre ellos importantes espacios de participación y representaciones sectoriales como víctimas, jóvenes, acción comunal y mujeres. La Misión reconoce los esfuerzos que generan confianza en la estructura institucional y social vigente como el camino hacia la construcción de la Paz, al igual que advierte sus riesgos y desafíos en la actual coyuntura.
  6. La MAPP/OEA reconoce los PDET como una herramienta para acelerar la implementación de políticas públicas esenciales que apuntan a la reducción de brechas de desigualdad en los territorios más afectados por la violencia. Su financiación y el componente participativo requieren esfuerzos decididos y continuos que garanticen su apropiación y sostenibilidad.
  7. El abordaje integral del fenómeno de la narcoactividad puede contribuir a la reducción de las dinámicas del conflicto armado interno y la violencia en Colombia. La MAPP/OEA alienta a que las estrategias de reducción de los cultivos ilícitos abarquen todas las dimensiones del fenómeno y eviten daños al medio ambiente.
  8. La MAPP/OEA reitera su apoyo en el proceso de reincorporación, así como en la comparecencia que adelantan los firmantes del Acuerdo Final ante escenarios judiciales como la JEP, bajo la formalización del Octavo Protocolo Adicional al Convenio entre la OEA y Colombia. La Misión ha identificado un avance significativo, pero también grandes retos en materia de sostenibilidad económica, reincorporación comunitaria y anclaje al proceso de reincorporación y seguridad jurídica y física.
  9. La construcción de Paz con igualdad requiere una institucionalidad comprometida con la implementación de acciones afirmativas para la territorialización de las medidas de género, el cierre de brechas y la erradicación de la violencia basada en género. El liderazgo de las mujeres y el reconocimiento de las autoridades étnico-territoriales son determinantes en la ampliación de la transformación rural para la Paz.
  10. Se reconocen esfuerzos dentro del SIVJRGNR por lograr la integralidad en sus acciones, al igual que se valora las audiencias públicas de reconocimiento de verdad y responsabilidad de la JEP, y el próximo informe final de la CEV. Sin embargo, persisten dificultades para ofrecer una propuesta territorial en común debido a las particularidades de tiempos, metodología, priorización de lugares, fórmulas para la participación de las víctimas y el alcance de cada entidad.

MAPP/OEA llama a elecciones participativas y pacíficas en Colombia

27 mayo, 2022

Bogotá, 27 de mayo de 2022.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) destaca la relevancia del momento político que vive la sociedad colombiana, próxima a elegir a quienes asumirán la Presidencia y Vicepresidencia de la República para el periodo 2022-2026, y convoca a la ciudadanía a participar de forma activa, libre y consciente, con el mayor sentido democrático.

A su vez, la MAPP/OEA reafirma la importancia de que estos comicios se desarrollen con plenas garantías de seguridad en los territorios, sin obstáculos e interferencias de ninguna índole para votantes, testigos y candidatos de todas las fuerzas políticas, sin excepción; así como para jurados, observadores, integrantes de las instituciones competentes y autoridades electorales.

La MAPP/OEA está convencida de que la Paz Completa sólo se alcanza en el marco de la democracia y el desarrollo, particularmente en los territorios más afectados por el conflicto armado, la criminalidad y la inequidad. En este sentido, considera que el proceso electoral del próximo domingo 29 de mayo constituye un momento histórico para avanzar hacia ese anhelo.

MAPP/OEA acompaña y apoya primera audiencia JEP de reconocimiento de verdad y responsabilidad 

28 abril, 2022

Bogotá, 28 de abril de 2022.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) reconocelos esfuerzos realizados por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para que se conozcan los delitos cometidos en el marco del conflicto armado, garantizando a su vez la centralidad y la participación de las víctimas.  

La Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP llevó a cabo la primera audiencia pública de reconocimiento de verdad y responsabilidad en el marco de sus competencias, correspondiente al macrocaso 03 sobre “Asesinatos y desapariciones forzadas presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”. A esta audiencia convocó a víctimas, así como a diez miembros del Ejército Nacional y un civil reclutador, quienes aceptaron responsabilidad en más de 100 homicidios y desapariciones forzadas cometidas en la región del Catatumbo, Norte de Santander, entre 2007 y 2008. 

La Misión de la OEA honra la memoria de las víctimas y sus familias, a quienes reconoce su persistente valentía, fuerza y dignidad en la búsqueda de verdad, justicia y reparación. Asimismo, destaca la importancia de estas audiencias como una oportunidad para que máximos responsables aporten a la verdad, reconozcan su responsabilidad individual y el daño grave causado, y pidan perdón ante las víctimas y la sociedad por los atroces crímenes cometidos.  

Los aprendizajes acumulados en el marco de la justicia transicional se hicieron evidentes en esta audiencia, por su carácter restaurativo, que aportó a la resignificación de las víctimas directas, constituyó un acto de satisfacción, y representa un hito histórico que configura una oportunidad de potencializar cambios sociales e institucionales para que Colombia avance en el camino hacia la Paz. 

La diligencia realizada en Ocaña los días 26 y 27 de abril contó con el acompañamiento de Roberto Menéndez, jefe de Misión de la MAPP/OEA. “Hacemos un llamado a todas las instituciones del Estado a renovar su compromiso con las víctimas, la justicia transicional y la lucha contra la impunidad, como elementos fundamentales para el logro de una Paz Completa. También a la sociedad en su conjunto para comprender e incorporar estos procesos en su historia colectiva con un sentido de transformación” señala Menéndez. 

La MAPP/OEA seguirá acompañando y monitoreando la implementación de los modelos de justicia transicional como lo ha hecho en estos últimos 17 años, desde los principios de solidaridad e imparcialidad, y con una actitud propositiva y respetuosa que contribuya al objetivo central de la no repetición de violencias.

“Donar un libro es un Hecho de Paz”
Vuelve la campaña para donar libros a las comunidades más afectadas por el conflicto en Colombia

22 abril, 2022

Bogotá, 22 de abril de 2022.

La Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo) y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA), con el apoyo de Servientrega, anuncian la tercera edición de la campaña “Donar un libro es un Hecho de Paz”, que en sus versiones pasadas recaudó y entregó más de 12 mil libros en los territorios impactados por la violencia armada en el país.

En esta tercera edición, el equipo organizador invita a la ciudadanía en general a donar, entre el 22 de abril y el 2 de mayo, libros nuevos o en perfecto estado relacionados con literatura infantil, juvenil y universal, paz, equidad, reconciliación, convivencia, género y participación política de las mujeres.

Este año la campaña busca propiciar encuentros y diálogos entre diferentes saberes, historias y experiencias, a través de la lectura. Por ello, las donaciones recibidas se entregarán a población fuertemente afectada por el conflicto armado, principalmente a pueblos indígenas, comunidades afrocolombianas y personas en proceso de reincorporación, en departamentos y regiones como La Guajira, los Llanos Orientales, el Magdalena Medio, Popayán y zonas de frontera en Nariño y Arauca. Según la cantidad de libros recaudados, también podrán llegar a Bajo Cauca, Catatumbo, la Costa Pacífica, Chocó, Guaviare, Putumayo, Sur de Córdoba y Urabá.

“Es muy satisfactorio ver la inmensa solidaridad que genera la donación de libros, y la profunda gratitud de quienes los reciben en los territorios. Por eso, nuevamente invitamos a la ciudadanía a unirse, con uno o varios libros, a la construcción de paz en Colombia”, señala Roberto Menéndez, jefe de la MAPP/OEA.

Andrés Sarmiento Villamizar, director de la FILBo, menciona que “para nosotros como Cámara Colombiana del Libro, es fundamental seguir acompañando estas iniciativas que buscan generar más espacios de divulgación y formación de lectores en todo el territorio nacional”.

¿Cómo unirse a la campaña?

  1. Comprar y/o donar uno o varios libros en excelente estado de las siguientes temáticas:
  • Literatura infantil, juvenil y universal
  • Paz, equidad, reconciliación, convivencia, género
  • Participación política de las mujeres
  • Entregar los libros en:
  • Cualquiera de los stands de Servientrega ubicados en Corferias
  • El pabellón 23, segundo piso de Corferias (oficinas Cámara Colombiana del Libro)

Con el apoyo de Servientrega, la MAPP/OEA se encargará de entregar los libros recolectados en los territorios mencionados.

Contacto para prensa:

Adriana Cecilia Ángel Forero

Directora de comunicaciones

FILBo y Cámara Colombiana del Libro

Cel. 316 4164255

Verónica Murcia

Coordinadora de Comunicaciones

MAPP/OEA

vmurcia@mapp-oea.org

Contacto para donaciones masivas:

Piedad Moreno

Coordinadora de Gestión del Conocimiento

MAPP/OEA

pmoreno@mapp-oea.org

Declaración conjunta: Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas

9 abril, 2022

Con su perseverancia, las víctimas del conflicto armado en Colombia nos han mostrado que, a pesar de las profundas heridas que deja la violencia, sí es posible apostarle al camino de la Paz. Hoy, 9 de abril, queremos revindicar las valiosas lecciones que nos han dejado las víctimas con su ejemplo.

A lo largo y ancho del país hemos encontrado liderazgos y organizaciones de víctimas que emprenden, con convicción y valor, procesos que honran la memoria y que exigen verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Quienes hemos acompañado y sido testigos privilegiados de sus procesos de sanación, resiliencia y empoderamiento, hemos visto su generosidad para reconciliarse, enseñándonos que la Paz requiere ver con humanidad al otro.

Durante décadas las víctimas nos han enseñado que el diálogo no es un concepto lejano, sino una herramienta concreta que ha permitido tramitar diferencias y transformar los conflictos para mejorar la convivencia. De ellas hemos aprendido que la Paz necesita apertura y suma de voluntades.

Las víctimas también nos han enseñado que la Paz requiere del esfuerzo conjunto. Por eso, como integrantes de la comunidad internacional las hemos acompañado y rodeado siempre, reconociendo su centralidad y su rol fundamental en la construcción de Paz.

Por esta razón, hoy queremos agradecer a las víctimas por la confianza que nos han brindado para entrar a sus hogares, centros comunitarios, casetas, escuelas, malokas y rancherías, y por compartir sus dolores, sus verdades y sus reivindicaciones con nosotros.

Agradecemos también que nos hayan permitido realizar nuestro trabajo con respeto y autonomía, con un trato cercano que ha hecho posible cumplir nuestra misión en la vasta geografía colombiana.

En todo este tiempo, hemos sido testigos de cómo las víctimas se han fortalecido y han participado para exigir sus derechos y la atención a más de 9 millones de personas afectadas por la violencia. Hoy valoramos el camino que se ha recorrido para las Curules de Paz, como un proceso que debe seguir fortaleciéndose en favor de la democracia y la Paz.

Sin embargo, los espacios conquistados y su liderazgo no puede ser sinónimo de riesgo ni de inseguridad. Por esta razón, hoy también nos unimos para hacer un llamado a las autoridades y a la sociedad en su conjunto a brindarles todas las garantías para el ejercicio pleno de sus derechos y la construcción de Paz.

Hoy nos comprometemos a acompañarlas y a apoyarlas en este camino, con la inquebrantable convicción de que es posible construir una Paz Completa, digna e incluyente para Colombia.

Suscriben: Embajadas de Alemania, Canadá, España, Países Bajos, Noruega, Unión Europea, Reino Unido, Suecia, Suiza y Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organizacón de los Estados Americanos MAPP/OEA.

Más de 10 mil libros contribuirán a que la Paz se siga escribiendo en los territorios de Colombia

31 marzo, 2022

Bogotá, 31 de marzo de 2021. Bogotá, 31 de marzo de 2022. En la segunda edición de la campaña “Donar un libro es un Hecho de Paz”, que se llevó a cabo durante la #FILBoDigital2021, se recolectaron 10.600 libros que están siendo entregados en seis departamentos del país.

En la primera edición de la campaña se compilaron 1.400 libros, cifra ampliamente superada en 2021. Aliados y lectores donaron títulos de literatura infantil, juvenil y universal, así como libros relacionados con paz, equidad, reconciliación, igualdad y participación política de las mujeres.

Los libros donados están siendo distribuidos a través de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA) y de la empresa de mensajería envía, en escuelas, bibliotecas y colectivos sociales de Nechí, Antioquia; Riosucio y San José del Palmar, Chocó; Calamar, Guaviare; La Macarena, Meta; Barbacoas y La Tola, Nariño; Sardinata y Teorama, Norte de Santander, y Puerto Asís, Putumayo, territorios donde la Misión tiene presencia activa.

Esta campaña, liderada por la MAPP/OEA y la Feria Internacional del Libro de Bogotá, con el apoyo de envía y la Embajada de Suecia como invitado de honor a la FILBo 2021 con el eslogan #SueciaSocioSostenible, busca que más libros lleguen a los territorios afectados por el conflicto armado, la criminalidad y la inequidad.

“Extendemos un sentido agradecimiento a todas las personas y entidades que, de forma fraterna y solidaria, donaron uno o varios libros para las comunidades de estos territorios; especialmente, a las embajadas de España, India, Reino Unido y Suecia. Con estos valiosos aportes, la Paz se seguirá escribiendo en las regiones de Colombia”, señaló Roberto Menéndez, jefe de MAPP/OEA.

“Con esta donación esperamos contribuir al desarrollo de los niños e incentivar en ellos el amor por la lectura, para que se acerquen y conozcan el pasado, entiendan el presente, sueñen su futuro y construyan una sociedad sostenible y en paz. Los libros que estamos entregando en distintas regiones de Colombia suman a este propósito. Suecia es un referente mundial en literatura infantil, por esto me llena de ilusión que estos títulos lleguen a la ruralidad colombiana”, señaló Helena Storm, Embajadora de Suecia en Colombia.

Por su parte, Andrés Sarmiento, director de la FILBo aseguró que “es fundamental seguir generando Hechos de Paz a través de los libros, las palabras y el poder de la lectura. Por eso, continuaremos fortaleciendo esta alianza para llegar a todos los rincones del país y seguir formando lectores”.

Esta campaña contribuye a incentivar la lectura y su capacidad para transformar las realidades sociales en los territorios afectados por la violencia. Por lo tanto, la MAPP/OEA y la FILBo seguirán impulsándola a través de una tercera edición.

Entrega de libros de Puerto Gaviotas, Guaviare
Entrega de libros en Sardinata, Norte de Santander
Entrega de libros en Teorama, Norte de Santander

COMUNICADO: MAPP/OEA acompañará a víctimas en histórica elección de Curules de Paz en Colombia

12 marzo, 2022

Bogotá, 12 de marzo de 2022. Como parte de su mandato de monitoreo y acompañamiento a la reparación integral de las víctimas del conflicto armado, la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) monitoreará este domingo las condiciones para el ejercicio del derecho de las víctimas a la participación política en el marco del proceso electoral de las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz, conocidas como Curules de Paz.

La MAPP/OEA valora la celebración de esta jornada histórica para la paz, en la que víctimas y comunidades de 167 municipios fuertemente afectados por el conflicto armado podrán elegir por primera vez a 16 representantes para el Congreso de la República.

La participación política de las víctimas fortalece la democracia y afianza la construcción de una paz verdaderamente completa. También contribuye a impulsar agendas incluyentes y a transformar las realidades de la violencia, mediante un ejercicio de representatividad y diálogo con todas las fuerzas políticas del país”, señaló Roberto Menéndez, jefe de Misión.

Por esto, durante los últimos meses la Misión apoyó procesos de preparación, información y fortalecimiento de candidatas y candidatos a las Curules de Paz, mediante talleres en pedagogía y comunicación; incidencia política; paridad y enfoque de género, y garantías para la participación, junto con una “Colaborianza” de organizaciones de sociedad civil e instituciones de Estado. Además, impulsó la inscripción en el “Curso para Candidatas Electorales en Colombia”, liderado por la Comisión Interamericana de Mujeres y la Escuela de Gobierno de la OEA, con el fin de promover y afianzar la participación política de las mujeres en este proceso eleccionario.

Este domingo, la MAPP/OEA estará desplegada en 42 puestos rurales de votación de 28 municipios y de las 16 Circunscripciones, así como en 13 Puestos de Mando Unificado departamentales, en dos municipales y en el Puesto de Mando Unificado nacional. Desde allí, monitoreará las condiciones de seguridad, las garantías para la participación de las comunidades y el ejercicio de la participación política de las candidaturas a las Curules de Paz.

La Misión de Paz de la OEA convoca a la ciudadanía en su conjunto, en especial a aquella que habita territorios afectados por la violencia, a ejercer su derecho al voto. Asimismo, hace un llamado a los grupos armados ilegales a respetar el ejercicio democrático, no obstaculizar el ingreso y uso del material electoral, y no atacar a las victimas, población en general, agentes del Estado, ni bienes públicos ni privados. 

Además, reitera su llamado a las autoridades nacionales, departamentales y locales para garantizar la articulación y la participación de la ciudadanía y reforzar la seguridad, tanto de las comunidades como de los y las candidatas a las Curules de Paz. 

La MAPP/OEA continúa acompañando a las víctimas del conflicto armado, las comunidades y las instituciones en los procesos de reparación integral, participación y construcción de paz, directamente en las zonas más impactadas por la violencia en Colombia.

Un documental que muestra el camino de ocho asociaciones de víctimas a la justicia transicional 

10 marzo, 2022

Con la presentación de un documental finalizó el acompañamiento de la MAPP/OEA a ocho comunidades afectadas por el conflicto armado, quienes le entregaron sus informes a la JEP y fortalecieron sus capacidades para construir verdad, contribuir a la memoria y acceder a la justicia. 

El Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá fue el escenario de un encuentro inédito: Mujeres, hombres y jóvenes de ocho territorios del país se encontraron en una sola búsqueda: el camino hacia la justicia transicional. Llegaron desde Chocó, Nariño, Antioquia, Guaviare, Caquetá, Córdoba, Arauca y Norte de Santander para asistir a un evento que era, a la vez, un homenaje a su lucha y resistencia. 

En medio de tímidos saludos, fueron construyendo un único mandala en el centro del escenario. Cada comunidad incluyó elementos típicos de su región: alimentos, artesanías, tejidos, flores aromáticas y frutas que convirtieron la tarima en una representación de la diversidad del proyecto del que hicieron parte durante ocho meses, “Comunidad camino a la justicia”, y que ese día las convocó a juntarse.

“Este cierre es un abrir de puertas, para poder resarcir las tragedias de la guerra. Hoy resurgen nuestras esperanzas, y una oportunidad para decir que hemos sobrevivido y que queremos justicia”, señaló uno de los miembros del Pueblo Korebaju, del Caquetá. 

Representantes de las ocho comunidades participaron en un ritual de armonización, que abrió el evento. Allí recordaron a sus seres queridos, ratificaron sus luchas y manifestaron la esperanza de que la entrega de estos informes ante la JEP sea determinante en su camino hacia la justicia. Ellas y ellos, así como representantes de la MAPP/OEA, la JEP, la Procuraduría General de la Nación y el embajador de Alemania, Peter Ptassek, encendieron una vela como acto simbólico. 

Tras la armonización, las luces del auditorio se apagaron. Durante 23 minutos las y los representantes de las comunidades pudieron ver reflejado el proceso en un documental. Una pieza audiovisual que rescató los momentos más humanos, más importantes y más emotivos del camino que emprendieron las víctimas para construir el informe y fortalecer sus capacidades en liderazgo, derechos humanos y resolución de conflictos.

Documental Comunidades Camino a la Justicia

“Tuvimos oportunidad de sacar la verdad, que estuvo guardada en nuestros corazones, y detrás de las puertas y las paredes. Nos tocó llorar. Este proyecto nos dió oportunidad para escucharnos”, señaló una de las lideresas de La Juntanza de Chocó, que agrupa a asociaciones de víctimas que se unieron para construir un informe sobre la violencia sexual que sufrieron en el marco del conflicto armado. 

Al verse en la pantalla, las víctimas sonreían, se tomaban fotos y se miraban alegres. La pieza audiovisual es también en un ejercicio de memoria, un recordatorio del camino hacia la justicia y un ejemplo de la resistencia de cada una de estas comunidades. Tras la muestra del documental, las víctimas conversaron durante más de 2 horas sobre el impacto del proyecto y sus expectativas. 

“Agradecemos los informes que han presentado, porque expresan la activa participación de las víctimas en la Jurisdicción y son la base para determinar máximos responsables y brindar justicia. Gran parte de los avances de la Jurisdicción se han dado por el apoyo de la comunidad internacional, con un aporte destacado de MAPP/OEA”, señaló la magistrada Xiomara Balanta, quien también asistió al evento. 

Con el desarrollo de este proyecto, que implicó el apoyo de ocho equipos regionales, la realización de más de 35 encuentros con las víctimas y un despliegue territorial importante, la Misión reafirma su apoyo al Sistema Integral para la Paz y a las víctimas del conflicto armado en la búsqueda de una Paz Completa. 

“Nos mueven las víctimas, y su centralidad. Son nuestro motor, nuestras ruedas y nuestro compromiso”, concluyó Daniel Millares, coordinador del área de Justicia de la MAPP/OEA. 

Así fue la Escuela de Liderazgo del proyecto “Comunidades camino a la justicia”

9 marzo, 2022

Organizaciones de víctimas en Antioquia, Arauca, Caquetá, Chocó, Córdoba, Guaviare, Nariño y Norte de Santander participaron en escuelas de liderazgo para fortalecer sus habilidades en mecanismos judiciales, de prevención y protección de violencias, de la mano de la institucionalidad local, regional y nacional.

Luego de presentar sus informes ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en diciembre de 2021, las ocho asociaciones de víctimas del proyecto “Comunidades camino a la justicia” también participaron de escuelas de liderazgo en los territorios, con el apoyo del Gobierno de Alemania y la MAPP/OEA.

Quienes participaron de estas escuelas fortalecieron sus capacidades existentes y encontraron nuevas herramientas para acceder a la justicia y aportar a la lucha contra la impunidad. A la par, en cada territorio los talleres se enfocaron en asuntos específicos según las necesidades de cada asociación o comunidad.

A la Mesa de Víctimas de Anorí el tema que más les entusiasmó fue el de mecanismos para la defensa y protección de los Derechos Humanos, pues consideran que la tutela, las acciones de grupo populares y los derechos de petición, entre otros, son herramientas útiles para para proteger y garantizar los derechos de aquellas comunidades que representan.

Néstor Torres, Coordinador de la Mesa de Víctimas de Anorí, destaca el alcance que tuvo la Escuela en otros municipios del departamento, pues “se logró articular a las mesas de víctimas de Campamento, Angostura, Yalí, Amalfi y Guadalupe para que sus integrantes también llevaran estos aprendizajes a sus municipios”.

Con el Pueblo Hitnü, en Arauca, la Escuela se realizó en tres momentos: un encuentro intergeneracional en el que participaron diferentes asentamientos, un diálogo intergeneracional para profundizar en la experiencia de construcción de los reglamentos internos de cada resguardo, y un momento enfocado en los mecanismos de autoprotección. También se facilitó la reactivación del diálogo entre los distintos asentamientos y clanes, además de que se dieron reencuentros con comunidades que sufrieron desplazamiento y habían perdido contacto con su pueblo.

El profesor del Pueblo Hitnü y participante de la escuela, Darwin García, destaca que se generaron espacios para intercambiar conocimientos ancestrales que incluyeron cantos, fogatas, tejidos y juegos deportivos, lo que fortaleció los liderazgos y los lazos comunitarios.  

En la Escuela de Liderazgo con el Pueblo Korebaju se promovieron constantemente las prácticas ancestrales, generando espacios de armonización donde se establecieron lazos de confianza entre el equipo de la MAPP/OEA y los integrantes de este pueblo. Todos los grupos poblacionales participaron, lo que permitió la apropiación de aprendizajes en las diferentes generaciones del pueblo, así como el protagonismo de jóvenes y mujeres en espacios de toma de decisiones. En resumen, esta Escuela ha dejado al Pueblo Korebaju con muchas ganas de seguir trabajando y de participar en escenarios de toma de decisiones, importantes para su pervivencia y su historia.

“Fue una experiencia muy bonita porque fue una oportunidad para que las mujeres hablaran”, destaca Gonzalo Gasca, líder del Pueblo Korebaju.

La Escuela de Lideresas en Chocó, con el colectivo La Juntanza, fue la única escuela exclusiva para mujeres dentro del proyecto. Tuvo el objetivo de llegar a las subregiones del Chocó de manera itinerante mediante espacios de diálogo y reflexión sobre temas como el empoderamiento de las mujeres, los primeros auxilios psicológicos y la autoprotección feminista. A través de la Escuela, las mujeres se fortalecieron como lideresas y se formaron para reaccionar ante diferentes situaciones de crisis que se puedan presentar en el territorio o en escenarios hostiles tales como las etapas judiciales avanzadas en la JEP, además de que aumentaron sus niveles de sororidad.

Arlenis Moreno, integrante de La Juntanza del Chocó y participante de la Escuela señaló que: “Me gustó mucho porque aprendí muchos temas que yo no conocía, como las funciones de una lideresa. Además aprendí a defenderme y a ayudar a una compañera que ha sido maltratada”.

Los espacios de formación con la Mesa de Víctimas de Montelíbano se desarrollaron en Tierradentro, en articulación con la Defensoría Regional del Sur de Córdoba. Entre los temas abordados, el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y las violencias basadas en género fueron los que más llamaron la atención entre los participantes. Según ellos, la Escuela se convirtió en un escenario de encuentros e intercambio de ideas, en una vía para visibilizar el territorio, y en una instancia para fortalecer la interlocución con entidades estatales. También, posibilitó la reflexión y análisis de problemáticas, ya que se brindaron herramientas para pensar desde distintas perspectivas y poder abordar las situaciones que se presentan en los contextos rurales.

“He aprendido sobre los derechos que tenemos como mujeres, esa es la parte que más me ha gustado porque no tenía tanto conocimiento sobre esto. Todos los temas han sido muy buenos, no solamente desde lo personal, sino para poder ayudar a la comunidad”. Yamilde Mildred Ensuncho, participante en Córdoba.

La Escuela de Liderazgo con la Asociación de Mujeres Víctimas de Desaparición Forzada del Guaviare, ASOVIG, se desarrolló con hombres y mujeres de diferentes edades y municipios del Guaviare. Igual que en otros territorios donde tuvo presencia el proyecto, uno de los temas que más llamó la atención fue el de los mecanismos de protección de derechos y control social, pues permitió a los participantes empoderarse como ciudadanos, fortalecer su autonomía y activar canales de acceso de la justicia. Fue, además, una oportunidad de estrechar lazos entre la comunidad y la institucionalidad.

“Algo valioso e importante que yo aprendí fue saber a dónde dirigirme, a qué entidades, para yo poder averiguar por el caso de los desaparecidos. Me parece que eso es algo muy importante para nosotras las víctimas, porque estábamos ignorando muchas cosas”. María Nuri Quintero, integrante de ASOVIG.

En La Victoria, corregimiento de Ipiales, en Nariño, la Escuela se desarrolló con la Asociación Victoria en Paz, a través de un ejercicio de concertación comunitaria y de gestión de alianzas interinstitucionales. Allí se realizó un diplomado en políticas públicas en conjunto con la Defensoría Regional del Pueblo y un seminario de profundización.  Entre las temáticas que más han interesado a la comunidad de este territorio se detacan la justicia ambiental, la justicia con enfoque de género, y la formulación y gestión de proyectos comunitarios.

“En la Escuela de Liderazgo La comunidad ha cambiado en la manera de hacer valer sus derechos y ha permitido que podamos hacer planes de acción para el desarrollo de nuestro territorio” Mónica Ávila, integrante del grupo de jóvenes de La Victoria.

La Nación Barí, en Norte de Santander, realizó actividades de identificación y afectación del territorio y la ubicación de ancestros, entre otros, debido a que por muchos años el conflicto armado les impidió desarrollar sus actividades culturales regulares. Este pueblo indígena escribió “El cuaderno de la memoria” en el que registró hechos determinantes, pues como parte del proyecto la comunidad identificó que habían olvidado fechas, datos, lugares y situaciones importantes ocurridas en su territorio.

Para Cesar Abitubayeya, integrante del pueblo y participante de la escuela: “La importancia de esta Escuela es formar a la juventud y a los niños; que ellos recuerden el esquema de justicia propia, en la vida cotidiana y en el Pueblo Barí”.

La MAPP/OEA sigue apostando por el fortalecimiento de los liderazgos y sigue acompañando a las víctimas del conflicto armado en su acceso a la verdad, justicia, reparación y no repetición, entendiendo que la garantía de estos derechos es fundamental para la construcción de una Paz Completa.  La Misión agradece la generosidad del Gobierno de Alemania para desarrollar este proceso, y resalta el interés y el esfuerzo continuo de las comunidades para apropiar este proceso de formación.