Guardia Indígena de Chocó le apuesta a fortalecer sus capacidades en Derechos Humanos

Durante cuatro días, la MAPP/OEA y la ONIC contribuyeron al fortalecimiento a la Guardia de 7 comunidades del Resguardo Jurubirá Chori, en el Alto Baudó chocoano.

Decenas de comunidades indígenas del Chocó sufren los impactos del conflicto. Los enfrentamientos entre grupos armados, el reclutamiento forzado y otras afectaciones son recurrentes en poblaciones como el Resguardo Indígena Jurubirá Chori, ubicado en el municipio Alto Baudó, a ocho horas en lancha deQuibdó, la capital del departamento.

La Guardia, un mecanismo que hace parte de la Jurisdicción Especial Indígena, se ha convertido en una herramienta para evitar que niñas y niños engrosen las filas de los grupos armados ilegales. Además, ingresar a la Guardia significa para muchas y muchos de ellos encontrar sentido de pertenencia dentro de su territorio. Por eso es común ver grupos de menores que, chaleco y bastón en mano, patrullan las calles del Resguardo fungiendo de protectores del medio ambiente.

Niños entre 9 y 18 años componen la mayoría de la Guardia Indígena en este lugar.

Hasta allí, luego de dos días de viaje, llegaron funcionarias y funcionarios de la MAPP/OEA y de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Como parte del proceso de fortalecimiento de la Justicia Especial Indígena, realizaronun taller regional al que asistieron más de 150 mujeres y hombres de la región.

“El encuentro fue histórico, pues era la primera vez que la ONIC llegaba a este territorio”, señala una funcionaria del área de Justicia de la MAPP/OEA. Las y los asistentes escucharon atentamente al Coordinador Nacional de Guardias Indígenas, Lucho Acosta, quien les contó la historia de la resistencia de los pueblos ancestrales y habló de los valores de la Guardia Indígena.

Saber curar, tener una fuerte relación con la tierra, reconocer la importancia del poder colectivo, tener capacidad de diálogo y negociación, conocer las leyes, reclamar derechos y afinar la capacidad organizativa son, para la ONIC, las cualidades de los miembros de la Guardia.

La MAPP/OEA se vinculó al evento con una discusión sobre la Jurisdicción Especial Indígena. Los equipos regional y temático de la MAPP/OEA  dialogaron con los asistentes sobre los mecanismos que dieron vida a la figura de la Guardia Indígena, las funciones y límites de este sistema de protección, y la importancia de conocer los alcances de la legislación nacional en términos de Derechos Humanos.

Con una calle de honor, la comunidad recibió a los equipos de la ONIC y la MAPP/OEA.

Las discusiones teóricas se mezclaron con juegos de roles y dinámicas lúdicas, donde asistentes y talleristas pusieron en práctica los conceptos dialogados. Luego de discutir sobre las formas de gobierno propio en Colombia, los miembros de la Guardia personalizaron sus bastones de 4 metros y una autoridad armonizó con un ritual estos artefactos.

“La idea de estos talleres es fortalecer las capacidades de la Guardia Indígena para que puedan contener las afectaciones de los actores armados. Además, queremos dejar el mensaje de que este mecanismo de protección también sirve para prevenir delitos como el reclutamiento”, señaló la funcionaria.

Lucha contra la impunidad, uno de los retos para proteger los liderazgos sociales

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, la Misión acompañó varios eventos regionales en los que reiteró su reconocimiento a la labor de las defensoras y defensores de Derechos Humanos en los territorios.

Desde el año 2009, la MAPP/OEA comenzó a monitorear y a alertar sobre una realidad que, lamentablemente, hoy se mantiene: miles de defensoras y defensores de Derechos Humanos en Colombia son amenazados, desplazados y asesinados en los territorios debido a su rol de liderazgo.

La Misión ha acompañado de cerca los esfuerzos de comunidades e instituciones, a través de iniciativas,acciones y mecanismos, para proteger a los liderazgos sociales.

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, el Jefe de Misión Roberto Menéndez participó en la Presentación marco de política pública de protección integral y garantías para líderes sociales, comunales, periodistas y defensores de DD.HH., un evento organizado por el Ministerio del Interior. Allí destacó que los desafíos que existen para articular la política pública con las realidades de los territorios.

Señaló que algunos retos radican en “interpretar las particularidades de los diversos liderazgos y las dinámicas de las zonas”, coordinar instancias existentes, e involucrar de forma activa a las poblaciones afectadas, a las autoridades etnico-territoriales y a las instituciones locales.

El Jefe de la Misión en Colombia resaltó la importancia de conocer la naturaleza de los liderazgos en los territorios.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien también estuvo presente en el evento, insistió en la importancia de implementar “mecanismos de prevención, protección y no repetición en los territorios, ante las complejas condiciones a las que se enfrentan las lideresas, líderes y defensores de derechos humanos”, y enfatizó en “la lucha contra la impunidad, así como la oportuna y adecuada administración de justicia, juega un rol fundamental frente a las problemáticas”.

El Secretario General de la OEA instó al Estado colombiano a luchar contra la impunidad en los crímenes contra defensoras y defensores de DDHH en Colombia.

De igual manera, el área de Justicia de la MAPP/OEA participó del foro organizado por la revista Semana “Defender a los Defensores”. Allí recomendó sobre la necesidad de romper los paradigmas de investigación en la lucha contra la impunidad; es decir, enfocarse en el análisis y construcción de contextos y en la lucha por el desmantelamiento de estructuras criminales, más que en las capturas individuales de posibles victimarios.

“Desmantelar estructuras y no buscar capturas individuales”, fue uno de los mensajes del área de Justicia de la MAPP/OEA en Cartagena.

Además, la Misión señaló la importancia de arropar los liderazgos medioambientales e identificar defensores y defensoras que se vinculan al Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación a través de la presentación de informes ente la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad.

San Andrés de Cuerquita, en Antioquia, también conmemoró el Día Internacional de los Derechos Humanos.

A nivel regional, la Misión acompañó diferentes eventos de conmemoración en Cali, Putumayo, Caucasia, Pasto, Antioquia y Popayán. Con esto, la MAPP/OEA reafirma su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos en Colombia y sigue acompañando a las víctimas de la violencia al acceso a la verdad, la justicia y la reparación.

Las Mujeres del San Juan apuestan por más hechos de paz en sus territorios

Participaron en un taller de fortalecimiento de capacidades para seguir liderando la agenda de mujeres y paz en el Chocó.

Sesenta mujeres de los Consejos Comunitarios Locales de ACADESAN (Consejo Comunitario General del San Juan), participaron en el primer taller de fortalecimiento de capacidades para la democracia y la Paz Territorial. Dicho taller fue liderado por la MAPP/OEA, en articulación con la junta directiva de ACADESAN, la Universidad Tecnológica del Chocó, la representación regional de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y la organización ‘Reconciliación, Convivencia y Paz para la Garantía de los Derechos en el Chocó’.

En este espacio, ACADESAN presentó los ejes del Plan de Etnodesarrollo 2020-2040, dentro de los que se destaca: equidad de género e inclusión, educación y desarrollo étnico- territorial, así como la creación de la Comisión de Género como instancia garante de la participación de las mujeres en la toma de decisiones colectivas.

Las mujeres del San Juan, en el Chocó, quieren seguir liderando la agenda de género y paz en sus territorios.

Así mismo, las mujeres intercambiaron ideas alrededor de cómo pueden fortalecer sus capacidades de incidencia en la implementación de la Política Pública de Género en el departamento del Chocó, mediante una participación más proactiva en espacios como los Consejos Municipales de Paz, Convivencia y Reconciliación y, al interior de los Consejos Comunitarios Mayores.

La delegada regional de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz destacó la importancia de los Consejos (Departamental y Municipales) de Paz, Reconciliación y Convivencia, como un espacio para dinamizar procesos participativos que permitan a los territorios generar propuestas de reconstrucción del tejido social y mejora de la convivencia en las comunidades.

De igual forma, la delegada de la Universidad Tecnológica del Chocó planteó la necesidad de pensar los procesos de empoderamiento de las mujeres en lo público desde la ruralidad y la cultura, haciendo énfasis en que la incidencia inmediata comienza con la participación en la formulación de los Planes de Desarrollo Municipales y en la implementación de los compromisos del Plan de Acción de Transformación Regional del Programa de Desarrollo con Enfoque Étnico Territorial PDET Chocó.

La alianza entre la MAPP/OEA y la Embajada de Suecia ha permitido que decenas de mujeres del Chocó fortalezcan sus capacidades de liderazgo.

Finalmente, las participantes y entidades convocadas, en el marco del “Diálogo por la Paz”, celebraron los 15 años de presencia de la MAPP/OEA en Colombia, reconociendo el papel que juega la Misión, mediante el monitoreo de las diferentes dinámicas territoriales que registran los territorios, con énfasis en afectaciones a la población civil, así como el acompañamiento a las distintas iniciativas de la sociedad civil, trabajando por la construcción y consolidación de más hechos de paz que permitan garantizar un mejor desarrollo comunitario.

La Embajada de Suecia y la MAPP/OEA siguen trabajando por la amplificación y diversificación de la vocería y liderazgo de mujeres rurales en las agendas de género y paz.

Red de Alcaldesas: fortalecimiento de la participación y gobernanza local de mujeres

Sólo el 12% de los municipios del país son gobernados por mujeres, persistiendo las brechas y barreras en su participación y gobierno.

Como parte de la “Estrategia de acompañamiento a la agenda de género y derechos humanos de las mujeres en la paz territorial”, la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP/OEA) y la Embajada de Suecia definieron como una de sus líneas prioritarias, el fortalecimiento a la gobernabilidad y gobernanza local con enfoque de género y paz.

A través de una alianza con la Red de Alcaldesas por la Democracia y la Paz de la Federación Colombiana de Municipios (FCM), se logró impactar a 4.000 mujeres de 50 municipios, incluyendo 60 alcaldesas.

Como parte de los logros alcanzados con esta iniciativa, destaca la construcción participativa  de 4 políticas públicas de mujeres en los municipios de Alto Baudó, Bolívar, El Doncello y La Paz. Así como la  actualización participativa de las políticas públicas municipales de mujeres y equidad de género en Cáceres, Medio San Juan y Tarazá.

A través de estos ejercicios, se posibilitó la creación de redes e intercambio de experiencias a nivel regional y la calidad técnica de las políticas. De igual forma, se logró la instalación de consejos municipales de mujeres y otros mecanismos orientados a facilitar su participación política y empoderamiento local.

Finalmente, con el fin de incentivar la participación política de las mujeres, se desarrolló un curso virtual dirigido a mandatarias electas, directivas, funcionarias públicas y lideresas de organizaciones sociales y comunitarias.

A través de ello, fueron capacitadas 60 lideresas en temas de enfoque de género, participación política y liderazgo, como parte de una alianza entre la Federación Colombiana de Municipios (FCM), la Escuela de Administración de Negociación (EAN), la MAPP/OEA y la Embajada de Suecia.

Conoce más de la experiencia de tres alcaldesas que hicieron parte de esta iniciativa:

 

Mujeres Accionando Paz: políticas de género y paz desde los territorios.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP/OEA) lleva 15 años apostándole y trabajando por la incorporación de un enfoque de género y diferencial en las políticas públicas de género y paz de Colombia.

En el marco de su trabajo y acompañamiento territorial y comunitario, se identificaron diversos procesos y plataformas de mujeres que habían sido subrepresentados en la agenda de genero y paz de Colombia, principalmente en zonas de alta conflictividad.

Con el objetivo  de contribuir a la apertura de canales de incidencia política para las mujeres, tanto en lo regional como a nivel nacional, la Misión y la Embajada de Suecia definieron y trabajaron en una “Estrategia de acompañamiento a la agenda de género y derechos humanos de las mujeres en la paz territorial”.

Apostándole así a una participación más amplia de las mujeres, a través de 6 líneas innovadoras en temas de políticas de género y paz: Mujeres comunales, Iniciativas humanitarias, Red de Alcaldesas por la democracia y la paz, Organizaciones del movimiento de mujeres y derechos humanos, Nuevos colectivos de mujeres organizados y no organizados y Mujeres privadas de la libertad por su pertenencia al ELN.

De esta manera, se vincularon más de 8.000 mujeres de 272 municipios con una participación de jóvenes y lideresas de diversas pertenencias étnicas, ideologías políticas, ocupaciones, edades, formas y espacios de liderazgo y territorialidades.

Gracias a esta estrategia, la MAPP/OEA junto con la Embajada de Suecia, lograron y siguen trabajando por una amplificación y diversificación de la vocería y liderazgo de sectores de mujeres en las agendas de género y paz.

Conoce más sobre los resultados e impactos de la estrategia:

MAPP/OEA sigue acompañando fortalecimiento de la Justicia Wayuú

La Junta de Palabreros, máxima autoridad de esta etnia, continúa el proceso de coordinación con la justicia ordinaria en medio de grandes retos para su comunidad.

Durante siglos, la etnia Wayuú –con más de 280 mil personas en Colombia y 415 mil en Venezuela– ha luchado por conservar la autodeterminación jurídica y administrativa de su pueblo. Han constituido un mecanismo de resolución de conflictos que hoy es considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y son un ejemplo de organización social en el país.

Sin embargo, no han sido pocas las veces en las que su sistema de justicia entra en contradicción con la jurisdicción ordinaria colombiana. “Varias personas han sido juzgadas dos veces por el mismo delito”, comentó Guillermo Ojeda, Coordinador General de la Junta Mayor de Palabreros durante una reunión con la MAPP/OEA en Maicao, Guajira.

Es por eso que la Misión ha enfocado sus esfuerzos en tender puentes entre las autoridades Wayuú y los operadores de justicia del Estado. Como parte del Plan de Salvaguarda de esta etnia, sus autoridades ya hacen parte de una Mesa Departamental de Coordinación Interjurisdiccional, en la que junto a miembros de la Fiscalía General de la Nación intentan resolver casos problemáticos y “sentar jurisprudencia” conjunta, como afirmó Ojeda.

La Junta Mayor de Palabreros sigue fortaleciendo su articulación con la justicia ordinaria.

Esta iniciativa tiene, sin embargo, varios retos: “El mayor problema que tenemos para mantener activa la mesa es el desconocimiento de los operadores de justicia de la lógica y los preceptos culturales de nuestra etnia”, señala Ojeda. Los Wayuú, por ejemplo, no basan su sistema de justicia en penas intramurales.

“Sería un crimen meter a un Wayuú en la cárcel por el estado inconstitucional de esos centros, y porque nosotros no somos una cultura de cárceles, sino que somos una cultura de justicia restaurativa”, sostiene Andrónico Urbay Ipuana, Miembro de la Coordinación de la Junta de Palabreros.

El sistema de justicia Wayuú no se basa en penas intramurales.

En este proceso, la Junta Mayor de Palabreros destaca el acompañamiento técnico de la MAPP/OEA, “hay procesos de la justicia ordinaria que no conocemos bien, y la Misión nos ha apoyado al ser un puente entre nosotros y el Estado”, señala Urbay.

La Junta Mayor de Palabreros es, en últimas, un ejemplo de construcción de paz. “Nosotros como pueblo Wayuú todo lo resolvemos a través de la palabra, del consenso con la familia… por eso le enseñamos a Colombia que el diálogo es la mejor manera de resolver un conflicto interno. Nos basamos en la verdad, buscamos la reconciliación y la armonía y la convivencia dentro del territorio”, concluye Hilder Aguilar, Miembro de la Junta de Palabreros.

Este proceso hace parte del fortalecimiento que hace la MAPP/OEA en mecanismos de articulación entre jurisdicciones indígenas y el sistema de justicia colombiano.

OEA y Gobierno de Colombia celebran 15 años de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz

Washington, noviembre 6 de 2019. Representantes de los países miembros y observadores de la OEA, funcionarios, miembros de academia, centros de pensamiento y de la comunidad colombiana residente en Washington se dieron cita para conmemorar los 15 años de trabajo ininterrumpido de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA), que desde 2004 monitorea y acompaña los esfuerzos de paz en los territorios más afectados por el conflicto armado, la conflictividad y la inequidad en el país.

El evento contó con la participación de Alejandro Ordoñez, Embajador de Colombia ante la OEA; Koncke, Jefe de Gabinete del Secretario General de la OEA, y Roberto Menéndez, Jefe de la MAPP/OEA.

“Estar al lado de las comunidades más vulnerables describe la razón de ser y es el rasgo distintivo de esta Misión. Estar donde se debe de estar cuando se debe de estar, para disuadir y generar entornos seguros, para escuchar y acompañar, para convocar la atención de las autoridades, para servir de puente, para procurar escenarios de diálogo y entendimiento”, dijo Menéndez. Añadió que esto le ha permitido a la MAPP/OEA conocer la realidad de los territorios y hacer recomendaciones a lo largo de estos tres lustros, a más de 20 instituciones del Estado Colombiano.

La conmemoración fue acompañada por la exposición fotográfica “15 Años HECHOS DE PAZ”, que retrata los aportes realizados por la Misión en esta década y media de trabajo cercano con las víctimas, comunidades rurales, autoridades nacionales y étnicas, organizaciones sociales, instituciones y comunidad internacional, entre otros.

Esta celebración en Washington se suma a las conmemoraciones que por sus 15 años está realizando la MAPP/OEA en sus 18 zonas de trabajo territorial, como Catatumbo, Arauca, Antioquia y Guaviare, a donde también ha llegado la galería fotográfica itinerante. Asimismo, la se da en el marco de la presentación del 27 Informe de la Misión ante el Consejo Permanente de la OEA.

COMUNICADO: Informe MAPP/OEA expresa preocupación por impacto a población civil y accionar de grupos armados ilegales en Colombia

Washington, 06 de noviembre de 2019. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) presentó hoy ante el Consejo Permanente su 27º informe semestral, en el que reitera su preocupación por la continuidad de graves afectaciones e impactos a la población civil, a causa de la presencia y el accionar de grupos armados ilegales que se disputan el control de territorios y de rentas ilícitas, como el narcotráfico.

Producto de más de 1600 misiones en 860 veredas y corregimientos del país, la MAPP/OEA constató que durante el primer semestre de 2019, comunidades en el Bajo Cauca, Catatumbo, la costa pacífica nariñense y Chocó fueron víctima de confinamientos y desplazamientos forzados. También advirtió que líderes y lideresas sociales, comunales, campesinos, étnicos y de derechos humanos fueron amenazados, atacados y asesinados en los departamentos de Antioquia, Arauca, Bolívar, Caquetá, Cauca, Chocó, Nariño y Norte de Santander.

La MAPP/OEA condenó y llamó especial atención sobre la fuerte violencia y vulneración de derechos que enfrentan los pueblos indígenas. Dos atroces masacres perpetradas en el Cauca a finales de octubre de 2019, en un lapso de dos días, así como los recurrentes asesinatos de comuneros, guardias y otras autoridades indígenas, ponen de relieve las graves afectaciones a las comunidades étnicas y rurales, en contextos de conflicto, criminalidad e inequidad alimentados por el narcotráfico.

Como resultado de su monitoreo permanente en 205 municipios, la MAPP/OEA también identificó el aumento de la violencia política en contra de candidatos y candidatas a cargos de elección popular, e identificó las afectaciones que, por razones de género, enfrentaron las mujeres candidatas. Asimismo, la Misión visibilizó la continuidad de reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes, principalmente en comunidades afro e indígenas.

“Insistimos en la necesidad de avanzar en acciones eficaces que tengan en cuenta las particularidades y riesgos específicos, que avancen en el involucramiento de las poblaciones afectadas en los mecanismos ya creados, y que articulen a las autoridades del orden nacional, regional y local”, señaló Roberto Menéndez, Jefe de la MAPP/OEA.

Finalmente, la Misión valoró las acciones adelantadas por el Gobierno de Colombia para avanzar en la consolidación de la paz, entendiendo la complejidad y envergadura que implica este anhelado propósito.

Entre ellas destacó el impulso a la implementación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y la definición de cinco Zonas Estratégicas de Intervención Integral, también conocidas como Zonas Futuro. Allí el Gobierno nacional busca garantizar una acción coordinada y sostenida del Estado para mitigar las acciones violentas y promover la integridad de las comunidades, el desarrollo local, la protección medioambiental y el control institucional del territorio. La MAPP/OEA acompañará y monitoreará de cerca esta iniciativa, y continuará advirtiendo los desafíos en éstas y otras zonas que también requieren la actuación efectiva del Estado.

El informe completo y los informes anteriores están disponibles aquí.

MAPP/OEA condena masacre contra autoridades indígenas del resguardo Tacueyó, Cauca

Bogotá, 29 de octubre de 2019. La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA) repudia el asesinato de al menos cinco autoridades y guardias indígenas del resguardo Tacueyó, en el departamento del Cauca, perpetrados por grupos armados ilegales con presencia en la zona. La Misión hace un urgente llamado a la institucionalidad competente para coordinar con las autoridades indígenas los recursos necesarios que garanticen la seguridad de sus comunidades y liderazgos.

La MAPP/OEA lamenta el homicidio de Cristina Bautista, autoridad Neehwe’sx, y de los comuneros José Gerardo Soto, Asdruval Cayapú, Eliodoro Inscue y James Wilfredo Soto, al tiempo que se solidariza con sus familiares, la comunidad Nasa y las seis personas que resultaron heridas en estos repudiables ataques, entre los que se encuentran miembros de la guardia indígena.

La MAPP/OEA está al tanto, monitoreando el desarrollo de estas dinámicas y visibilizando los impactos de la grave situación que se registra en el Cauca.

Asimismo, reitera su compromiso de seguir acompañando a los grupos y colectivos étnicos del país en los esfuerzos tendientes a la garantía de sus derechos y a la construcción de paz.

MAPP/OEA acompaña comisión de autoridades locales en Putumayo

Gobernación, Alcaldía y entes de salud visitaron a campesinos de San Miguel, en medio de protestas contra la erradicación forzada de cultivos ilícitos.

Monitorear las dinámicas de conflictividad social en el país es uno de los enfoques principales de la MAPP/OEA. Por eso la Misión hizo presencia en la vereda Las Brisas del municipio de San Miguel, en Putumayo, donde desde hace algunas semanas campesinos cultivadores de hoja de coca protestan contra la erradicación.

La Misión acompañó a las autoridades locales a un encuentro con cultivadores y cultivadoras de hoja de coca.

La MAPP/OEA acompañó a una comisión del gobierno local que visitó la zona, con el fin de entender de primera mano las percepciones de la comunidad y servir como puente para el acercamiento con el Estado. Es así como gobierno, entidades de la sociedad civil y manifestantes instalaron mesas de trabajo en temas relacionados con la mejora de la calidad de vida, como salud, enfoque de género y vivienda.

Las mesas de trabajo pueden ser, según la institucionalidad y los liderazgos sociales, el inicio de una eventual negociación entre cultivadores de hoja de coca y el gobierno nacional.

Cultivadores y cultivadoras de hoja de coca protestan en San Miguel, Putumayo, contra la erradicación forzada.

En la comisión estuvieron presentes el área de Derechos Humanos y la Secretaría de Salud de la Gobernación de Putumayo, la alianza de Mujeres Tejedoras por la Vida, la alcaldía de San Miguel, la gerencia del hospital fronterizo del municipio de La Dorada, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la red departamental de Derechos Humanos del departamento.