COMUNICADO: MAPP/OEA celebra fin del conflicto entre Estado y FARC-EP

0 Shares

Recibimos hoy junto con las comunidades, en los territorios de Colombia, el histórico anuncio sobre el cese al fuego bilateral y definitivo entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC-EP. Aplaudimos con entusiasmo este acuerdo que constituye un paso fundamental para poner fin a 60 años de guerra. La dejación de las armas y la terminación de la confrontación constituyen un aporte fundamental para el fin de las afectaciones y victimización de las poblaciones, así como la garantía de sus derechos; un objetivo tan anhelado como la paz misma.

Los tremendos costos de la guerra en Colombia han sido pagados en su mayoría por los hombres y mujeres más vulnerables. Nuestra confianza y empeño están puestos en que con el fin de la guerra, Colombia ingrese a una etapa próspera, en la que campesinos, grupos étnicos, mujeres, niños, niñas y jóvenes participen con equidad durante los días de la paz.

Consideramos un gran avance que en el tercer punto de la agenda ‘Fin del Conflicto’, el cese al fuego contemple reglamentación, mecanismos de monitoreo y verificación, adaptación de dispositivos en terreno, zonas, seguridad y logística, así como que la dejación de las armas sea definida como un proceso técnico con una ruta trazable.

Celebramos también los acuerdos relativos a las garantías de seguridad para los desmovilizados y la lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios, masacres y atentados contra defensores de derechos humanos, movimientos sociales y políticos; hechos que han constituido una constante preocupación para la MAPP/OEA durante estos años. Asimismo, valoramos que las partes hayan acordado acoger el mecanismo de refrendación ciudadana que la Corte Constitucional señale.

El diálogo ya da sus frutos. Como lo expresó el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, Colombia dio hoy un paso trascendental en el camino de la paz.

Tras este paso, restan muchos más de mayúscula dificultad y desafío. Construir paz es un ejercicio diario, permanente y que requiere aún mayor participación. En este sentido, alentamos al Gobierno y al Ejercito de Liberación Nacional (ELN) a redoblar esfuerzos para que la paz en Colombia sea completa y definitiva.

El equipo de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA), presente hoy en 200 municipios del país, continuará trabajando con las instituciones del Gobierno Nacional y las comunidades en los territorios, tendiendo puentes de confianza y generando condiciones favorables para los escenarios de posacuerdo y posconflicto, en el marco de la convivencia pacífica y la reconciliación.

Finalmente, saludamos los esfuerzos de la delegación de La Habana, del Gobierno y de las FARC-EP, así como de los países garantes, acompañantes, amigos y las organizaciones que desde 2012 han acompañado incansablemente los esfuerzos que hoy marcan un hito en la historia de Colombia.